Estados Unidos pedirá por primera vez en la ONU un alto el fuego inmediato en Gaza | La solicitud está vinculada a la liberación de los rehenes en manos de Hamas

Estados Unidos presentó por primera vez un proyecto de resolución al Consejo de Seguridad de la ONU para pedir un alto el fuego inmediato en Gaza, aseguró el secretario de Estado, Antony Blinken. En la misma línea los líderes de la Unión Europea (UE) exigieron una “pausa humanitaria inmediata” en la guerra en Gaza “que conduzca a un alto el fuego sostenible, a la liberación incondicional de todos los rehenes y la provisión de asistencia humanitaria”. En la Ciudad de Gaza el Ejército de Israel continuó su operación contra el hospital Al Shifa, donde afirmó haber matado a más de 140 combientes de Hamas. El gobierno del enclave palestino denunció la muerte de 13 pacientes por falta de atención.

“Las diferencias se están acortando”

Durante su visita a Arabia Saudita, Blinken declaró al noticiero Al Hadath: “Hemos sometido una resolución ante el Consejo de Seguridad pidiendo un alto el fuego inmediato vinculado a la liberación de los rehenes, y esperamos que los países la apoyen“, declaró Blinken. La resolución enviaría una “señal fuerte”, consideró el jefe de la diplomacia estadounidense, que hasta ahora había vetado las otras iniciativas para una tregua presentadas en el Consejo de Seguridad, y el miércoles cambió de posición.

“Las diferencias se están acortando y seguimos presionando para lograr un acuerdo en Doha. Todavía queda un duro trabajo por hacer, pero sigo pensando que es posible”, dijo Blinken más tarde, en una rueda de prensa en El Cairo junto con el ministro de Exteriores egipcio, Sameh Shukri. El diplomático estadounidense aclaró que el alto el fuego iría “vinculado a la liberación de los rehenes” en manos de Hamas, aunque esa liberación ya no es una condición previa, como aparecía en las primeras versiones del texto que circularon.

Estados Unidos necesitó presentar seis versiones diferentes durante más de un mes hasta llegar a lo que parece ser un texto de consenso, pero falta ver si consigue el apoyo de nueve naciones y no es vetado por ningún país miembro permanente (en este caso Rusia o China), dos condiciones necesarias para aprobar cualquier resolución. La publicación el lunes pasado de un informe de la ONU que avisaba de que 1,1 millón de gazatíes se enfrentan en cuestión de días a los niveles más graves de hambruna e inseguridad alimentaria parece haber acelerado los esfuerzos de Washington. 

 “Los niños no deberían morir de desnutrición en Gaza ni en ningún otro lugar por estas circunstancias. El 100 por ciento de la población en Gaza está experimentando niveles severos de inseguridad alimentaria. No podemos permitir esto. No debemos permitir que esto ocurra”, afirmó Blinken este jueves. El anuncio se produjo durante un viaje de Blinken por Medio Oriente para presionar por una tregua en Gaza.

Los mediadores internacionales (Estados Unidos, Qatar y Egipto) tratan de alcanzar una tregua, en vano hasta el momento. Un dirigente de Hamas en Beirut, Osama Hamdan, sostuvo que la respuesta de Israel a la última propuesta del movimiento islamista es “globalmente negativa” y podría llevar las negociaciones “a un punto muerto”. Hamas propuso la semana pasada una tregua de seis semanas y liberar a 42 rehenes israelíes a cambio de la excarcelación de entre 20 y 50 palestinos por rehén. También exige la retirada del ejército israelí de Gaza y una mayor entrada de ayuda humanitaria.

La Unión Europea pide una tregua

En Bruselas los países de la UE abogaron este jueves por una “pausa humanitaria inmediata” en la guerra entre Israel y Hamas y se mostraron “horrorizados” por la situación humanitaria en el territorio palestino. Al final de la jornada inaugural de una cumbre en la capital belga, los mandatarios del bloque también urgieron a Israel a “no llevar adelante una operación terrestre contra Rafah”, en el extremo sur de Gaza, donde se hacinan 1,5 millones de palestinos, en su mayoría desplazados por la guerra.

De acuerdo con los países de la UE, una operación militar en Rafah “podría empeorar la ya catastrófica situación humanitaria e impedir la provisión urgente de servicios básicos y asistencia humanitaria”. Los mandatarios expresaron su preocupación “con la catastrófica situación humanitaria en Gaza y el efecto desproporcionado sobre civiles, especialmente niños, así como el riesgo inminente de una hambruna”. En ese cuadro pidieron la adopción de “medidas inmediatas” para evitar más desplazamientos y “proporcionar protección segura a la población”.

El canciller alemán, Olaf Scholz, señaló que Israel tiene derecho a defenderse del ataque de Hamas del pasado 7 de octubre, pero deseó que “ahora sea posible un alto el fuego duradero”, al tiempo que se opuso a una gran ofensiva del Ejército israelí en la ciudad gazatí de Rafah. Las ONGs y las agencias de la ONU tampoco dejan de advertir del riesgo inminente de hambruna en la Franja de Gaza 

“Un nivel de hambre crítico”

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Turk, sostuvo que Israel bloquea la ayuda y eso “podría ser equivalente al uso de la hambruna como método de guerra”. Philippe Lazzarini, el jefe de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), dijo que “más de la mitad de la población vive bajo lo que llamamos un nivel de hambre crítico”. Arabia Saudita anunció el miércoles que donará 40 millones de dólares a esta agencia, que varios países dejaron de financiar después de que Israel la acusara de emplear a personas implicadas directamente en el ataque del 7 de octubre.

A contramano con el anuncio de Blinken, el Congreso de Estados Unidos presentó este jueves un proyecto de ley que prohibiría cualquier financiación directa a la UNRWA, a la que Israel acusa de tener vínculos con Hamas. La medida está incluida en un texto presupuestario de más de mil páginas, que debe adoptarse antes del fin de semana para evitar la amenaza de una parálisis del Estado federal, conocida en Estados Unidos como “shutdown”.

El gobierno de la Franja de Gaza denunció este jueves que 13 pacientes murieron en las últimas horas en el hospital Shifa por la falta de medicamentos, oxígeno y electricidad como consecuencia de la operación militar del Ejército israelí por cuarto día consecutivo. Entre los muertos, cuatro pacientes estaban conectados a respiradores, que dejaron de funcionar porque el Ejército israelí “cortó la electricidad y el oxígeno para matarlos”, aseguró el gobierno del enclave, donde los fallecidos desde que empezó la guerra rozan los 32 mil.

Mientras tanto el Ejército israelí aseguró que detuvo a más de 600 supuestos combatientes y eliminó a unos 140 en los combates desatados estos cuatro días dentro y en los alrededores del hospital, utilizado para “fines terroristas” por cientos de milicianos que se habrían reagrupado dentro de él. Las fuerzas armadas dijeron que que durante los registros en el hospital se descubrió gran cantidad de armamento y documentos de inteligencia que contribuyen a los avances de la guerra.

El Ejército de Israel abrió una investigación después de que un palestino muriera por disparos de varios militares este jueves en los alrededores de un asentamiento en Cisjordania. Medios israelíes informaron que el hombre fue tiroteado cuando había levantado los brazos tras recibir el alto. Según las informaciones recogidas por el diario The Times of Israel, un reservista del Ejército abrió fuego contra el sujeto, identificado como Samé Muhamad Abdelrai Zaitún, en una parada de colectivos cerca del asentamiento de Alazar.

About the Author

You may also like these