Irán bombardeó a Pakistán | Atacaron una base de “grupos terroristas antiiraníes”

Pakistán denunció el miércoles la muerte de dos niños en un bombardeo de Irán a su territorio, algo que Teherán definió como ataques contra “grupos terroristas antiiraníes”. Islamabad aseguró en un comunicado que el ataque iraní del martes por la noche, cerca de la frontera entre ambos países, es “completamente inaceptable y puede tener consecuencias graves”. El ataque causó la “muerte de dos niños inocentes e hirió a tres niñas”, agregó el comunicado del Ministerio de Exteriores. Pakistán llamó a su embajador en Teherán e impidió el regreso a Islamabad del representante diplomático iraní.

Según el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hosein Amir Abdollahian, su país efectuó un bombardeo con “misiles y drones” en Pakistán con el objetivo de atacar a un “grupo terrorista iraní”. “Ninguno de los ciudadanos del país amigo y hermano de Pakistán fue blanco de misiles y drones iraníes”, afirmó desde el foro de Davos en Suiza. “El denominado grupo Jaish al Adl, que es un grupo terrorista iraní, fue el objetivo”, añadió.

Según dijo la agencia de noticias iraní Mehrnews, “la respuesta con misiles y drones” fue dirigida contra los cuarteles en Pakistán del grupo yihadista Jaish al Adl, formado en 2012 y que ha hecho ataques en Irán en los últimos años. Ese grupo se atribuyó un ataque en diciembre contra un cuartel en Rask que mató a 11 policías iraníes.

“Grupo terrorista”

El Ministerio iraní de Relaciones Exteriores indicó que Hosein Amir Abdollahian conversó con su homólogo pakistaní, Jalil Abas Jilani, este miércoles. En el encuentro, el ministro iraní declaró que “Jaish al Adl es un grupo terrorista que actúa contra la seguridad común de ambos países”.

EE.UU. también califica a ese movimiento de “terrorista” y sostiene que Jaish al Adl “principalmente ataca a personal de seguridad iraní”, además de realizar asesinatos, secuestros y ataques suicidas contra autoridades gubernamentales y civiles. El lunes, Irán había lanzado ataques de misiles en el Kurdistán iraquí y en Siria contra “un cuartel de espionaje” y objetivos “terroristas”.

“Relación delicada”

El Ministerio de Relaciones Exteriores pakistaní convocó al representante de Irán en Islamabad para protestar contra “una violación injustificada de su espacio aéreo”. Por su parte, el vicepresidente iraní para asuntos parlamentarios, Mohammad Hosseini, aseguró que su país advirtió a Pakistán de que “deben impedir la entrada a Irán de personas que matan a grandes números de personas”, por lo que “es normal que hubiera reacción de la República Islámica”.

China, aliado de Islamabad y Teherán, llamó a ambos países a “actuar con moderación, evitar acciones que lleven a una escalada de tensiones y trabajar juntos para mantener la paz y la estabilidad”.

Irán y Pakistán se acusan con frecuencia de apoyar a milicianos para que realicen ataques desde el otro lado de la frontera, pero es poco común que fuerzas de ambas partes se enfrenten. Según usuarios pakistaníes en redes sociales, las explosiones fueron en la provincia de Baluchistán.

Michael Kugelman, director del Instituto del Sur de Asia en el Wilson Center de Washington, advirtió de la gravedad del ataque. “Irán realizó en el pasado ataques contra combatientes basados en Pakistán, pero no recuerdo nada a esta escala”, escribió en X. “Esto hunde la relación Pakistán-Irán, una relación delicada incluso en sus mejores momentos, en una grave crisis”, agregó.

Relaciones cordiales hasta ahora

Teherán e Islamabad mantenían hasta ahora relaciones cordiales, a pesar de ciertos roces fronterizos los últimos años a propósito de las actividades terroristas en sus porosas líneas divisorias.

Como prueba de esas cercanas relaciones, el ataque se produjo el mismo día que el ministro de Exteriores de Irán, Hosein Amir Abdolahian, se reunió con el primer ministro de Pakistán, Anwarul Haq Kakar, en Davos; las Armadas de los dos países realizaban también maniobras conjuntas y se inauguraba en suelo iraní una exposición sobre exportaciones al país vecino.

Tras el ataque de ayer, las autoridades iraníes han subrayado las históricas buenas relaciones con Pakistán, quizás en un intento de suavizar la situación.

El ministro de Interior iraní, Ahmad Vahidi, calificó las relaciones entre los dos países de “muy buenas y estrechas” en la inauguración de la Primera Exposición Internacional de Exportaciones a Pakistán celebrada en la ciudad de Chabahar, en la provincia de Sistán Baluchistán, fronteriza con territorio paquistaní. El ministro de Interior afirmó que “las fronteras de Irán y Pakistán han sido y serán fronteras de paz y amistad”.

Ataque en Irán

Un coronel de la Guardia Revolucionaria iraní fue asesinado a tiros este miércoles en la provincia de Baluchistán. “En un acto terrorista, un miembro de la Guardia Revolucionaria, el coronel Hossein Ali Javadan, murió tras ser tiroteado en Zahedan”, informó la agencia estatal IRNA.

Al mismo tiempo se produjo un choque entre las fuerzas de seguridad y “elementos de un grupo terrorista” en la zona de Jakigor de Sistán Baluchistán, cerca de la frontera con Pakistán, en el que murió un militante. “Un elemento del grupo terrorista fue abatido y otros dos resultaron heridos y escaparon”, indicó IRNA.

About the Author

You may also like these