Biden celebró la “recuperación” de Estados Unidos y atacó el “rencor” encarnado por Trump | El presidente presentó su discurso del estado de la Unión en un año electoral

El presidente Joe Biden defendió un futuro basado en valores como la “honestidad” en contraste con el “rencor” y la “venganza” encarnados por Donald Trump, durante un discurso del estado de la Unión en el que dijo que Estados Unidos vive “la mayor recuperación económica de su historia”. Biden renovó su llamado al Congreso para aumentar los impuestos a los ricos y a las grandes empresas. Además ordenó al ejército estadounidense que establezca un puerto en Gaza para enviar barcos con alimentos, agua y medicamentos. Biden y Trump aplastaron a toda la competencia en las primarias y se dirigen hacia un duelo en las elecciones presidenciales del 5 de noviembre, al igual que en 2020.

Repunte económico

Biden, de 81 años, elogió “un futuro basado en los valores fundamentales que definen a Estados Unidos: honestidad, decencia, dignidad, igualdad”. En una clara alusión a su rival Trump, de 77 años, Biden agregó: “Ahora otras personas de mi edad ven una historia diferente: una historia estadounidense de rencor, venganza y revancha“. El magnate republicano prometió “vengarse” de la derrota de 2020, que nunca reconoció, y de los procesos judiciales que se acumulan en su contra.

Frente a la retórica de la decadencia sostenida por Trump, Biden dijo que Estados Unidos experimenta bajo su presidencia la mayor recuperación económica de su historia, después de la pandemia de covid-19. “Asumí el cargo decidido a ayudarlos a superar uno de los periodos más difíciles de la historia de nuestra nación. No aparece en las noticias pero en miles de ciudades y pueblos, los estadounidenses están escribiendo la mayor historia de recuperación jamás contada”, aseguró el mandatario.

Impuesto a los más ricos

Biden se mostró convencido de que hizo “más en tres años que la mayoría de los otros presidentes en ocho” en materia económica. Se presentó como un candidato de clase media contra las empresas “codiciosas” y las grandes fortunas que no pagan “la parte que les corresponde” de impuestos. En ese sentido se comprometió a gravar más a las multinacionales y a los millonarios.

En concreto Biden propuso cambios en el sistema impositivo para hacerlo “más justo” con un impuesto mínimo del 28 por ciento para las grandes empresas y del 25 por ciento para los multimillonarios. El mandatario buscó contrastar nuevamente con Trump, quien en 2017 firmó una ley que redujo considerablemente los impuestos para los ricos y las grandes empresas.

Biden también destacó durante su discurso la creación de casi 15 millones de empleos desde que el mandatario llegó al poder en enero de 2021 y una tasa de desempleo por debajo del 4 por ciento en los dos últimos años. La inflación, el tema que más preocupa a los estadounidenses, llegó a superar el 9 por ciento en el verano de 2022. Sin embargo desde entonces fue bajando poco a poco hasta el 3,1 por ciento registrado en enero.

“No tienen ni idea” del poder de las mujeres

Biden buscó seducir al electorado hispano durante su discurso destacando medidas que mejoraron la vida de esa comunidad como la reducción del costo de los medicamentos, la creación de empleo y la expansión del acceso a Internet. Tampoco dejó de mencionar uno de los temas centrales de la campaña para las presidenciales de noviembre: el derecho al aborto. 

“Claramente aquellos que se jactan de revocar la garantía federal del aborto no tienen idea del poder de las mujeres en Estados Unidos”, pero “lo descubrieron cuando la libertad reproductiva estuvo en las boletas electorales y ganó en 2022 y 2023, y lo volverán a descubrir en 2024”, sostuvo el presidente. Los demócratas invitaron como público a Kate Cox, una madre de Texas obligada a buscar un aborto de emergencia fuera del estado. También fue invitada Elizabeth Carr, la primera persona nacida mediante fecundación in vitro en Estados Unidos, y familiares de los estadounidenses asesinados o tomados como rehenes por Hamas el pasado 7 de octubre.

Gaza y la OTAN

En el plano externo, Biden anunció al Congreso que ordenó al ejército estadounidense establecer un puerto en Gaza para transportar más ayuda humanitaria al territorio palestino asediado, en un momento en el que su política de apoyo a Israel enfurece al electorado musulmán y a los votantes de origen árabe. Una protesta en favor de un alto el fuego en Gaza bloqueó este jueves la principal avenida de acceso de Biden al Capitolio, poco antes de su discurso ante el estado de la Unión.

Biden invitó al primer ministro sueco, Ulf Kristersson, a acompañarlo en su discurso el mismo día en que su país se unió formalmente a la OTAN. El objetivo era diferenciarse de Trump, quien dijo que “animaría” a Rusia a atacar a los países de la alianza atlántica si no pagaban su cuota. Este jueves Trump acusó a Biden de haber transformado a Estados Unidos en una “película de terror” y pidió debatir con él, antes de las convenciones de los dos partidos que durante el verano nominarán oficialmente a los candidatos.

About the Author

You may also like these