Banfield y Barracas Central repartieron puntos, en un duelo por la zona baja

Foto Maximiliano Luna
Foto: Maximiliano Luna

Banfield igualó esta noche sin goles como local ante Barracas Central, en la continuidad de la quinta fecha de la Copa de la LPF, donde ocupa el penúltimo puesto de la Zona A, con apenas dos puntos.

El “Taladro” buscó la victoria desde el inicio y generó varias situaciones claras, pero la imprecisión de sus definidores y la figura del arquero visitante Sebastián Moyano, mantuvieron un empate con sabor a derrota para los del sur del Gran Buenos Aires.

En los primeros minutos, el equipo del DT Julio César Falcioni salió a buscar la ventaja con ímpetu y convicción, y estuvo cerca de convertir cuando el volante Martín Cañete sacó un fuerte disparo, desviado por el arquero Sebastián Moyano, volada mediante.

Tras el aluvión inicial, los dirigidos por el uruguayo Alejandro Orfila recuperaron algo de posesión y control de los tiempos, aunque fue el “Taladro” el único que propuso durante la primera mitad.

Aun así, al local le costó generar situaciones claras hasta los 30 minutos, a pesar de la constante tenencia y un juego que pasaba siempre por los pies de los volantes Jesús Soraire y Gerónimo Rivera, en la banda derecha.

Por parte de Barracas, el mediocampista Rodrigo Herrera se mantuvo firme en la marca y comandó algún contrataque aislado.

Sobre el final del bloque inicial, los de zona sur profundizaron y casi convierten en las dos situaciones más claras hasta ese momento.

La primera, mediante un avance del lateral Ezequiel Bonifacio, quien se acercó al área corriendo en diagonal y habilitó al delantero Matías Giménez para que defina, pero un Moyano bien parado en el primer palo desvió.

La segunda, a través de un centro de Rivera desde la derecha, que llegó hasta el segundo palo, donde encontró al atacante Ignacio Rodríguez, quien definió de derecha apenas desviado.

Ante la falta de puntería, las buenas apariciones de Moyano y una cuota de infortunio, el ‘Taladro’ tuvo que conformarse con mantener el empate de cara al complemento.

Foto Maximiliano Luna
Foto: Maximiliano Luna

Orfila decidió intervenir y cambió al zaguero Gonzalo Goñi por Agustín Irazoque y al extremo Lucas Brochero por Marco Iacobellis, en tanto que Falcioni optó por retirar a Cañete, para que en su lugar ingrese el atacante uruguayo Juan Quintana.

El plan dio resultado inmediato para el “guapo”: desde los primeros minutos se hizo con el control de la pelota como en ningún momento del primer tiempo.

A los 8 minutos, tras una serie de pases en el medio, el ingresado Iacobellis habilitó al delantero Alexis Domínguez, quien enfrentó a Marcelo Barovero, lo eludió por la derecha y definió, pero su remate pegó en el travesaño.

Banfield respondió con un buscapié desde la derecha de Quintana que conectó Giménez en el área chica con un taco, pero nuevamente apareció Moyano para mantener el cero.

Los siguientes minutos fueron muy disputados, sin dominador claro, pero con Barracas más cómodo ante la creciente urgencia del “taladro” por sacar un resultado positivo.

Y esa comodidad se reflejó en otra buena jugada que terminó en el ingreso del lateral Facundo Mater al área, para que saque un disparo fuerte que pegó en el primer palo y salió.

Los nervios de Banfield siguieron aumentando, alentados por un Florencio Sola de ambiente caliente, con tribunas desde donde bajaban cánticos exigentes.

A los 22 minutos, Insúa bajó una pelota desde un córner que derivó en otro cabezazo, esta vez de Quintana en el área chica, pero se fue apenas arriba, en otro capítulo de mala fortuna para el ‘taladro’.

Falcioni probó con un dúo de cambios para buscar la victoria en el cuarto de hora final, y envió a la cancha al atacante ex Barracas, Bruno Sepúlveda y al delantero Braian Galván.

Fue el propio Galván quien picó por la banda izquierda y envió un buen centro cruzado que cabeceó Giménez para que nuevamente se luzca Moyano, ya erigido en figura de la tarde-noche sureña.

Foto Maximiliano Luna
Foto: Maximiliano Luna

Durante, el tramo final, las imprecisiones de ambos equipos cerraron la posibilidad de una victoria agónica para alguno de los bandos.

Sin embargo, la igualdad sin goles se sintió como derrota en Banfield, que sigue sin ganar en el presente certamen; por el contrario, la escuadra porteña se llevó un punto que reafirma su buena racha, con dos victorias consecutivas y la presente paridad.

Los de Falcioni intentarán cambiar la cara en una difícil parada la próxima fecha, cuando visiten a River en el Monumental, en tanto que los Orfilia recibirán a Talleres de Córdoba, con la expectativa de ingresar en puestos de clasificación a fase final.

About the Author

You may also like these