Acribillaron a balazos a un taxista y su pasajero en otro supuesto narcocrimen

Foto Street Vew
Foto: Street Vew

 
Un taxista de 63 años y su pasajero de 21 fueron asesinados a balazos en un barrio del sur de la ciudad santafesina de Rosario en un aparente doble crimen narco, y se investiga si cuatro sospechosos detenidos con armas, entre ellos la novia del jefe de un clan narco, están involucrados en el caso, informaron este miércoles fuentes policiales y judiciales.

La principal hipótesis de la investigación, que está en manos del fiscal Matías Edery, es que el objetivo de los atacantes era el joven que iba como pasajero en el taxi, mientras que el chofer fue baleado por el solo hecho de estar en el vehículo.

El doble crimen se registró poco después de las 21 de anoche en la zona de las calles Chacabuco y Dr. Riva del barrio Tablada, uno de los tres barrios con mayor índice de homicidios dolosos ocurridos en 2023, según las estadísticas oficiales.

También es una de las zonas de la ciudad de Rosario donde las fuerzas federales de seguridad realizan tareas de patrullaje e investigaciones de acuerdo al mapa del delito elaborado por el Ministerio de Seguridad provincial.

Según las primeras averiguaciones, el chofer del taxi, identificado como José Luis Assale (63) y su pasajero, Carlos Uriel Acosta (21), quien viajaba en la parte trasera del vehículo, fueron atacados a balazos cuando ingresaron a ese barrio que, al momento del doble crimen, estaba con un corte de luz en las calles.

Al llegar al lugar alertados por los vecinos, la policía encontró al chofer del taxi sin vida con varios impactos de bala en el cuerpo, al igual que al pasajero que transportaba en la parte trasera.

Voceros del caso indicaron que la policía no encontró ni la billetera ni el teléfono celular del taxista, que habría sido robados por un grupo de jóvenes que pasó por el lugar luego del ataque a tiros, de acuerdo al testimonio de una vecina.

El vehículo, un Fiat-Siena color blanco, tiene chapa oficial de taxi registrada en la ciudad de San Lorenzo, situada a 23 kilómetros al norte de Rosario, añadieron los informantes.

Se investiga si el taxista trasladaba desde San Lorenzo al pasajero cuando fueron atacados al ingresar a ese barrio del sur de Rosario, presuntamente por dos sicarios que se movilizaban en moto.

También existe otra versión que indica que fueron atacados por hombres que salieron de una casa cuando presuntamente el taxi esperaba que suba una pasajera que habían ido a buscar, para regresar a San Lorenzo, indicaron fuentes de la investigación.

Los cadáveres de las víctimas fueron trasladados al Instituto Médico Legal de la Unidad Regional II de la Policía de Rosario para las autopsias de rigor.

De la escena del doble homicidio, los peritos de la Policía de Investigaciones (PDI) secuestraron ocho vainas servidas calibre .40 y el auto baleado.

En tanto, alertados por un llamado al 911, efectivos de una patrulla del Comando Radioeléctrico se dirigieron a un domicilio ubicado en la calle Ayacucho al 4300, donde había un grupo de personas que al advertir la presencia policial intentó escaparse por los techos.

En esas circunstancias fueron detenidos tres hombres, identificados como Uriel Maximiliano G. (18), Carlos Joel D.V, (21), Ezequiel Daniel S. (32) y la dueña de la vivienda, Leila Daiana Schmitt (27).

La chica es novia del jefe de una banda narco, Alan Funes, quien está preso en la cárcel federal de Ezeiza y condenado a 35 años de prisión por homicidios y narcotráfico.

Schmitt fue imputada en enero pasado por amenazas a las fuerzas de seguridad, cuando se presentó en un inmueble de esa misma cuadra, Ayacucho al 4300, para interrumpir su demolición, ordenada por una jueza.

En el lugar, que fue la vivienda de la niñez del clan Funes, funcionó durante años un punto de venta de drogas y operó como “aguantadero” de la banda del barrio Tablada.

En poder de los aprehendidos fueron secuestradas dos pistolas marca Bersa, una calibre 9 milímetros y otra calibre 380, ambas con sus respectivos cargadores, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

También una bolsa de naylon con cartuchos calibre 380 y tres teléfonos celulares que serán peritados para determinar si alguna de esas armas fueron las usadas en el ataque, añadieron los voceros.

Los investigadores tratan de establecer si el grupo apresado está vinculado a los crímenes y si el taxista, por indicación de su pasajero, había ido al lugar donde fueron asesinados a buscar a una presunta pasajera para luego regresar todos a San Lorenzo, donde había sido contratado el servicio.

Sin embargo, con el correr de las horas para la Fiscalía comenzó a perder fuerza a hipótesis de la participación de los aprehendidos en el doble crimen, aunque de todos modos podrían ser imputados por la tenencia ilegales de las armas secuestradas, indicaron a Télam fuentes judiciales.

Un amigo del taxista, que se identificó como Juan Jauser, aseguró en declaraciones a Radio2-Rosario que de acuerdo a lo que él pudo averiguar, Assale había tomado el servicio en el barrio norte de San Lorenzo, porque la agencia para la que trabajaba lo había enviado a ese sitio.

“Fue a buscar al pasajero -Acosta- a su casa y llegaron a ese barrio de Rosario para buscar a una chica y cuando estaban estacionados esperando a que saliera la pasajera con la cual regresarían a San Lorenzo, fueron atacados“, apuntó el amigo del chofer que dijo estar “consternado”.

El testimonio del hombre apunta a que el taxista fue asesinado por estar en el auto en el que iba Acosta, quien sería el objetivo de los atacantes.

Asimismo, buscan establecer las motivaciones del doble crimen en la que en principio el taxista no tendría nada que ver y se investiga si el joven pasajero tiene alguna vinculación con esas bandas, algo que según adelantaron a Télam los voceros consultados, podría dar cuenta el entrecruzamiento de los datos registrados en los celulares secuestrados.

El caso es investigado por el fiscal de Homicidios Dolosos de turno en Rosario, Matías Edery, quien ordenó varias medidas que apuntan a determinar la mecánica del hecho y aguardará los peritajes del material secuestrado para decidir la situación procesal de los cuatro detenidos respecto del doble homicidio ya que fueron apresados con armas en su poder.

Con el crimen de Assale y Acosta, ascienden a 20 los homicidios registrados en lo que va del año en el Departamento Rosario.

About the Author

You may also like these