Venezuela denunció que la oposición busca “imponer una narrativa de guerra” | Se tensa el ambiente rumbo a las elecciones presidenciales del 28 de julio

Rander Peña, viceministro para América latina de la Cancillería de Venezuela, denunció que su país asiste a “una operación de propaganda internacional para imponer una narrativa de guerra” rumbo a las elecciones presidenciales del 28 de julio. En un conversatorio virtual del que participaron dirigentes, movimientos sociales y medios de comunicación latinoamericanos –entre ellos Página/12– Peña aseguró que la líder opositora María Corina Machado busca instalar “una matriz comunicacional falsa” que justifique “una posible intervención militar para pacificar Venezuela”. En esa línea el funcionario venezolano recordó el intento de ataque de un militante opositor a Nicolás Maduro en la presentación de su candidatura presidencial.

13 candidatos, 12 opositores

Frente al relato opositor de la ausencia de resortes democráticos en Venezuela, Peña aclaró que “se lograron inscribir el 100 por ciento de las organizaciones políticas legalmente habilitadas”. Son 13 candidatos respaldados por 37 organizaciones políticas que cumplieron con todos los requisitos legales y se inscribieron ante el Consejo Nacional Electoral para ir por la presidencia de Venezuela en las elecciones de julio. 

De los 13 candidatos, 12 pertenecen a sectores opositores al gobierno de Maduro. “Esta es la elección mas diversa desde el punto de vista ideológico que se ha tenido en la historia republicana de Venezuela”, aseguró Peña, quien también es vicepresidente de Asuntos Internacionales del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

“Se empezó a generar una matriz comunicacional falsa tratando de perturbar el ánimo electoral”, advirtió el funcionario venezolano. Esta supuesta matriz echó a andar el 20 de marzo, cuando María Corina Machado se manifestó favor de que Corina Yoris se presentara como candidata de su espacio, quien tampoco pudo inscribirse. Desde ese momento, Machado denunció que el sistema electoral no la dejaba inscribirse. 

“Lo cierto es que como Vente Venezuela (partido fundado por Machado en 2012) no es un partido habilitado ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), estaba obligado a establecer consensos con organizaciones debidamente habilitadas para esta elección presidencial”, advirtieron desde el gobierno venezolano. Ese apoyo nunca llegó.

La inhabilitación de Machado data del 2015, cuando ejercía como diputada y aceptó ocupar un lugar como embajadora alterna del gobierno de Panamá en una sesión plenaria de la OEA. Allí solicitó que se sancionara a Venezuela mediante la aplicación de la Carta Democrática Interamericana. Para Caracas, Machado violó así el juramento que hizo ante la Constitución e incumplió la norma legislativa.

La situación de Machado

Machado está inhabilitada por el Tribunal Supremo de Justicia en sentencia firme, por todos los crímenes y delitos cometidos en contra de la patria“, explicó Peña. “Cuando ya se vencía el plazo de inscripción, la señora Machado madrugó a sus aliados y designó a dedo una candidata hasta ahora desconocida por todos, llamada Corina Yoris”, complementó el gobierno venezolano, en un documento titulado “Guía para entender las próximas elecciones presidenciales”. 

Los partidos que estaban habilitados para inscribir candidatos decidieron retirarle el apoyo a Machado, lo cual, según el PSUV, sirvió de excusa para instalar la narrativa de la “prohibición orquestada por el chavismo”. Machado podría haber tomado la tercera opción establecida en la Ley Orgánica de Procesos Electorales para inscribir candidatos: la iniciativa propia. En ese caso, según lo previsto en el artículo 52, Machado debía presentar ante el CNE firmas correspondientes al 5 por ciento del último padrón electoral para avalar la candidatura. Desde el gobierno venezolano se preguntaron: “¿Por qué no lo hicieron si tienen, como dicen, el apoyo de mas de
2 millones de votantes en las primarias de la llamada Plataforma Unitaria 2023?”.

Machado pidió este lunes a Noruega, país mediador en las negociaciones entre el gobierno de Venezuela y la oposición mayoritaria, extremar su apoyo para garantizar que en el país caribeño se celebren unas presidenciales “libres y justas”. En una carta dirigida al primer ministro noruego, Jonas Gahr, Machado denunció que el jefe de Estado “ha buscado impedir, por todas las vías”, su “participación como candidata presidencial”, a pesar de que el acuerdo de Barbados establece que “cada parte pudiera escoger libremente” a su candidato.

“Intento de magnicidio”

En el conversatorio virtual, Peña también hizo referencia al partido Vente Venezuela, integrante de la coalición liderada por Machado, al que el gobierno de Maduro califica como “terrorista”. Según el Ejecutivo venezolano, varios “intentos de magnicidios y desestabilización” fueron “desmantelados en las últimas semanas, incluida la intentona” del lunes pasado, cuando “un extremista de la organización Vente Venezuela fue detenido con armas dispuesto a atentar contra la vida del presidente”.

Vente Venezuela una organización criminal. En nombre de la pluralidad política no podemos permitir cualquier tipo de crímenes”, alertó Peña, quien agregó: “No se pueden normalizar estos eventos que son criminales, violentos y malignos. Se crea un escenario de violencia para luego justificar una posible intervención militar para pacificar Venezuela”. El funcionario de Cancillería advirtió que “lo conveniente para la extrema derecha es sacar del juego por vías no electorales al presidente Nicolás Maduro”, por lo que se deben “hacer todos los esfuerzos para condenarlo de manera pública”.

About the Author

You may also like these