Trump pone los pelos de punta a la OTAN | El republicano dijo que alentaría a Rusia a atacar países aliados de EE.UU.

Donald Trump prometió una ola de expulsiones masivas de migrantes si gana nuevamente la presidencia de Estados Unidos, y dijo que no defendería a países de la OTAN que estén en mora de sus pagos y que incluso alentaría a Rusia a atacarlos. El presidente Joe Biden calificó de “espantosos y peligrosos” los comentarios de Trump y advirtió que el expresidente trata de darle al líder ruso Vladimir Putin “luz verde para más guerra y violencia”.

Trump, que con frecuencia reprocha a los aliados de la OTAN por no financiar adecuadamente esa alianza liderada por Estados Unidos, sostuvo que se negaría a defender a alguno de esos países frente a Rusia, en caso de que no cumplan con sus obligaciones financieras. Ante sus seguidores en Carolina del Su, Trump mencionó una conversación con un gobernante de la OTAN, sin precisar de quién se trataba.

“Uno de los presidentes de un gran país se levantó y dijo ‘Bueno, señor, si no pagamos y Rusia nos ataca: ¿Nos protegerá?”, contó el magnate antes de revelar su respuesta. “No, no los protegería, de hecho animaría (a Rusia) a hacer lo que les de la gana. Deben pagar sus deudas”, dijo Trump. La Casa Blanca rechazó esas declaraciones.

Fuerte rechazo

En un comunicado difundido este domingo Biden declaró: “La admisión de Trump de que pretende dar a Putin luz verde para más guerra y violencia, para continuar su brutal asalto contra Ucrania libre, y extender su agresión al pueblo de Polonia y los estados bálticos es espantosa y peligrosa”. El sábado un vocero de la Casa Blanca, Andrew Bates, ya había rechazado las declaraciones hechas por Trump: “Alentar invasiones de nuestros más cercanos aliados por parte de regímenes asesinos es espantoso y desquiciado”.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que las declaraciones de Trump “socavan la seguridad de todos”. “Cualquier sugerencia de que los aliados no se defenderán entre sí socava la seguridad de todos, incluida la de Estados Unidos, y expone a los soldados estadounidenses y europeos a un riesgo mayor”, subrayó Stoltenberg en un comunicado.

El ministro polaco de Defensa, Władysław Kosiniak-Kamysz, sostuvo que ninguna campaña electoral justifica jugar con la seguridad de la OTAN. “El lema de la OTAN ‘uno para todos, todos para uno’, es un compromiso concreto. Socavar la credibilidad de los países aliados significa debilitar a toda la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Ninguna campaña electoral es excusa para jugar con la seguridad de la Alianza”, escribió Kamysz en la red social X.

El debate por la asistencia a Ucrania

El Senado de Estados Unidos debatirá esta semana sobre el paquete de ayuda que engloba 95 mil millones de dólares para una Ucrania en guerra con Rusia, para la lucha de Israel contra los militantes del grupo islamista palestino Hamas y para Taiwán, su aliado estratégico. La mayor parte sería para ayudar a Ucrania a reponer los agotados suministros de municiones, armas y otras necesidades cruciales, a poco de cumplirse dos años de la guerra.

En más de una ocasión Trump se mostró dubitativo e incluso contrario a seguir con la asistencia de Estados Unidos a Ucrania, e incluso amenazó con salir de la OTAN si retorna a la Casa Blanca. En el acto de campaña del sábado Trump también hizo comentarios socarrones sobre Nikki Haley, su única rival en las primarias republicanas y exgobernadora de Carolina del Sur, donde apuesta fuerte a hacer una buena elección para seguir en carrera.

“¿Dónde está su marido? ¡Oh, no está, no está!”, dijo Trump con ironía para resaltar que Michael Haley, esposo de la aspirante republicana, no la acompaña en sus actos electorales. “¿Qué le pasó a su marido? ¿Qué le ocurrió?”, repitió Trump haciendo efectos dramáticos con su tono de voz.

Muy distanciada de Trump, la exembajadora ante Naciones Unidas replicó secamente en la red X. “Michel se encuentra al servicio de su país, algo sobre lo que usted no sabe nada. Una persona que permanentemente le falta el respeto al sacrificio de las familias de los militares no tiene nada que buscar como comandante en jefe”, escribió Nikki Haley. Michel Haley cumple un año de despliegue militar en Yibuti, en el Cuerno de África. 

Trump contra los migrantes

En otro tramo de su discurso, Trump festejó el fracaso de un proyecto de ley al que se oponía, que buscaba abordar la crisis abierta en la frontera con México por la llegada de un aluvión de migrantes a Estados Unidos. En un acto de campaña en el estado de Carolina del Sur, el expresidente y precandidato presidencial por el partido republicano aseguró que habrá una masiva “operación de deportación” de migrantes desde su primer día en el cargo, si logra volver a la Casa Blanca. 

El abandono de un proyecto bipartidista la semana pasada en el Senado estadounidense puso de relieve el férreo control de Trump sobre el bloque republicano, cuya oposición negó al presidente demócrata Joe Biden una victoria en el candente tema de la inmigración en un año electoral decisivo.

Trump, que es el favorito de los republicanos y muy probable rival de Biden en las elecciones presidenciales del 5 de noviembre, presionó a los legisladores republicanos en el Congreso a hundir el proyecto de ley que también incluía ayuda para Ucrania e Israel, que ahora será tratado por separado. “Aplastamos el desastroso proyecto de ley de fronteras abiertas del corrupto Joe Biden”, declaró Trump en un acto de campaña el sábado por la noche.

About the Author

You may also like these