Trump irrita a los líderes de Europa | La ministra española de Defensa calificó de “inaceptables” sus dichos

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, calificó este lunes de “inaceptables” las polémicas declaraciones del expresidente estadounidense Donald Trump de que apoyaría un ataque ruso contra los aliados que no gasten suficientemente en defensa, unas palabras que, a su juicio, son un “guiño” al líder ruso, Vladímir Putin.

En un debate en el Club Siglo XXI de Madrid, Robles resaltó la importancia de que tanto la OTAN como la Unión Europea se hayan mostrado y se estén mostrando unidas en su ayuda a Ucrania frente a la agresión rusa, un apoyo que, recalcó, no puede decaer. Reiteró, una vez más, que España se va a seguir apuntalando a Ucrania: “Es una batalla que no podemos perder, nos estamos jugando mucho”.

En este contexto de unidad, Robles mostró su preocupación por las palabras de Trump, “desde todos los puntos de vista inaceptables”, en las que dijo que “va a permitir” que Rusia ataque al aliado de la Alianza Atlántica que no llegue a un gasto en defensa del 2 % del PIB.

Recordó que la voluntad del Gobierno español es llegar a ese porcentaje del PIB en 2029 y ahí -dijo- “la industria tiene un papel importante”. En este sentido, pidió a las empresas de defensa que hagan un esfuerzo importante para crear puestos de trabajo de todo tipo, desde el más cualificado al menos, pero que inviertan en ello.

También se refirió a la guerra que se libra en Gaza y, tras condenar el ataque de Hamas, pidió la liberación de los rehenes y denunció los ataques israelíes a mujeres y niños, señalando que la solución pasa por un alto al fuego inmediato y la existencia de dos Estados.

Consultada sobre si España vendió armamento a Israel desde que comenzó el conflicto, afirmó que “el Ministerio de Defensa no envía armas a ningún país”, salvo a Ucrania, aunque dijo ignorar si hay empresas que lo están haciendo.

Desde Finlandia también

El presidente electo de Finlandia, Alexander Stubb, achacó a la “fuerte retórica electoral de Estados Unidos” las polémicas declaraciones de Donald Trump. “La retórica electoral en Estados Unidos es diferente, es mucho más fuerte. Creo que en este momento merece la pena mantener la moderación y la calma y apostar por la pertenencia a la OTAN”, dijo en rueda de prensa Stubb, vencedor en los comicios presidenciales del domingo.

Stubb afirmó que personalmente le gustaría que Estados Unidos no estuviera tan dividido, especialmente en cuestiones de política exterior y de seguridad, aunque mostró cierta comprensión hacia las declaraciones del expresidente norteamericano.

“Donald Trump tiene razón en el sentido de que los países de la OTAN tienen la obligación de gastar el 2 por ciento del PIB en defensa. Actualmente Finlandia cumple muy bien esas obligaciones, porque el gasto es del 2,3 %”, añadió.

Finlandia es el miembro más joven de la Alianza, tras cerrar su ingreso en tiempo récord el año pasado, y el país europeo con la frontera con Rusia más larga de la Unión Europea (UE), con 1.340 kilómetros. “Para nosotros, la política exterior es una cuestión existencial debido a Rusia. Pero somos un proveedor de seguridad, no un consumidor de seguridad, y continuaremos en esa línea”, afirmó.

Stubb, quien asumirá su cargo el 1 de marzo, se definió como un “ávido partidario de la cooperación transatlántica”, aunque defendió la noción lanzada por su predecesor, Sauli Niinistö, de que es necesaria una OTAN más europea.

“Creo que el compromiso estadounidense con la Alianza es realmente importante, pero en esta situación política en la que todo el orden de seguridad europeo se ha visto alterado por la agresión rusa a Ucrania, tenemos que asegurarnos de que en Europa nos ocupamos de nuestra propia defensa”, dijo.

Respecto a la relación con la vecina Rusia, aseguró que no ve posible recuperar el diálogo político de alto nivel con Moscú mientras continúe su ofensiva en Ucrania, aunque estaría dispuesto a jugar un papel mediador si se lo piden los socios europeos o la OTAN.

About the Author

You may also like these