Sudáfrica acusó a Israel de genocidio ante la Corte Internacional de La Haya | Brasil y Colombia apoyaron el alegato y Estados Unidos expresó su rechazo

Sudáfrica acusó este jueves a Israel de “genocidio” ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, en una audiencia en la que evaluó que ni siquiera la masacre cometida por el movimiento islamista Hamas en Israel el 7 de octubre justificaba el alcance de la campaña israelí en la Franja de Gaza. Luego de conocerse el alegato, Israel acusó a Sudáfrica de actuar como “el brazo jurídico de la organización terrorista Hamas”. Se espera que la audiencia continúe este viernes, cuando la defensa legal de Israel expondrá sus argumentos para refutar las acusaciones de genocidio, que también apoyan países como Venezuela, Cuba, Brasil, Colombia, Irán o la Liga Árabe.

“Israel viola la Convención”

“Ningún ataque armado en el territorio de un Estado, por muy grave que sea, justifica que se vulnere la Convención” para la Prevención de Genocidios, afirmó el ministro de Justicia sudafricano, Ronald Lamola, en su alegato. “La respuesta de Israel al ataque del 7 de octubre cruzó esta línea y da lugar a violaciones de la convención, es por eso que Sudáfrica presenta este caso”, planteó Lamola, quien subrayó que “la violencia y la destrucción en Palestina no empezaron el 7 de octubre”, sino que los palestinos “han experimentado violencia durante los últimos 76 años”.

Por su parte Tembeka Ngcukaitobi, miembro del equipo legal sudafricano, analizó que “Israel tiene una intención genocida contra los palestinos en Gaza” y así lo hacen saber “líderes israelíes y generales del Ejército, lo que ha sido repetido por soldados de Gaza”. En este sentido Ngcukaitobi recordó las declaraciones del primer ministro, Benjamin Netanyahu, citando la historia bíblica de Amalek o las palabras formuladas el 9 de octubre por el ministro de Defensa, Yoav Gallant, cuando dijo que Israel “combate contra animales humanos y actúa de forma acorde”. 

La abogada sudafricana ante la CIJ, Adila Hassim, destacó que las operaciones militares israelíes en la Franja de Gaza pusieron a la población “al borde de la hambruna” y aseguró que “los expertos prevén que podría morir más gente en Gaza por hambre y enfermedad” que debido a las acciones militares. “Los genocidios nunca se declaran con antelación, pero este tribunal cuenta con las últimas 13 semanas de pruebas que muestran de forma irrefutable un modelo de comportamiento que justifica una acusación verosímil de actos genocidas”, alertó Hassim.

La guerra entre Israel y Hamas estalló tras el ataque del 7 de octubre del movimiento islamista palestino en suelo israelí, en el que 1.200 personas murieron y unas 240 fueron secuestradas y llevadas a Gaza. La respuesta de Israel deja hasta el momento 23.350 muertos palestinos, una gran mayoría de ellos mujeres y niños, y una grave crisis humanitaria con escasez de suministros esenciales y alrededor de 1,9 millones de personas obligadas a abandonar sus hogares.

Apoyos de Brasil y Colombia

Los gobiernos de Brasil y Colombia, entre otros, expresaron su apoyo a Sudáfrica en este alegato. El respaldo al país africano por parte del mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, se oficializó el miércoles tras reunirse con el embajador palestino, Ibrahim Alzeben, en Brasilia. Por su parte el gobierno colombiano de Gustavo Petro expresó en un comunicado que “saluda la demanda presentada por Sudáfrica contra Israel por la violación de disposiciones de la Convención de 1948 contra el Genocidio”.

Estados Unidos en cambio apoya a su aliado Israel y considera que las acusaciones de Pretoria son “infundadas”. “Israel tiene derecho a defenderse”, señaló el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller. “Israel opera en un entorno excepcionalmente difícil en Gaza, un campo de batalla urbano en el que Hamas se esconde intencionadamente detrás de civiles”, remarcó Miller.

Israel se defiende

Luego de conocerse el alegato el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró que Israel lucha “contra el terrorismo y contra las mentiras”. “Hoy volvemos a ver un mundo al revés: el Estado de Israel es acusado de genocidio mientras lucha contra el genocidio“, dijo Netanyahu en un videomensaje.

“Israel está luchando contra terroristas asesinos que han cometido terribles crímenes contra la humanidad: masacraron, violaron, quemaron, desmembraron, mataron a niños, mujeres, ancianos, hombres jóvenes, mujeres jóvenes”, afirmó el primer ministro sobre el ataque de Hamas. Netanyahu criticó “la hipocresía de Sudáfrica” y se refirió al Ejército israelí como “el más moral del mundo”, que hace todo lo posible por evitar dañar a la población civil no implicada en el conflicto, según sus palabras.

Como se trata de un procedimiento de urgencia, la CIJ podría pronunciarse en cuestión de semanas. Aunque sus fallos son definitivos y no pueden ser apelados, los países no siempre siguen los veredictos de la corte, como en el caso de Rusia, a quien la CIJ ordenó poner fin a su invasión de Ucrania.

About the Author

You may also like these