Sánchez pidió la renuncia de Díaz Ayuso por un caso de corrupción que afecta a su novio | El presidente del gobierno español disparó contra la presidenta de la Comunidad de Madrid

El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, pidió este miércoles la renuncia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, la derechista Isabel Díaz Ayuso, porque Alberto González Amador, su pareja desde 2021, está bajo investigación por supuesto fraude fiscal. Durante una sesión del pleno del Congreso en la que Pedro Sánchez y el líder del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, protagonizaron un duro cruce de acusaciones, el presidente del gobierno le reclamó a su oponente hasta en tres ocasiones que exija la dimisión a su compañera de filas. 

González Amador y otras cuatro personas fueron denunciadas por la Fiscalía el 5 de marzo ante los juzgados de Madrid por supuestamente defraudar 350.951 euros (384.549 dólares) al ministerio de Hacienda entre 2020 y 2021 a través de una trama de facturas falsas y empresas fantasma. Además el medio digital eldiario.es señaló que González Amador habría cobrado casi dos millones de euros (2.191.470 dólares) en comisiones por hacer de intermediario en la compraventa de material sanitario durante la pandemia.

“Le exijo que pida la dimisión de Ayuso

Frente a un hemiciclo alborotado, que llevó a la presidenta de la Cámara a intervenir y pedir silencio, Sánchez le apuntó a Núñez Feijóo: “Le exijo que pida la dimisión de la señora Ayuso como presidente de la Comunidad de Madrid, que tenga coraje, que sea valiente, que exija la dimisión de la señora Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid, aunque eso le cueste el puesto como al señor Casado (expresidente del PP entre 2018 y 2022)”. El presidente del gobierno español agregó: “Entonces empezará a ser usted algo creíble en la ejemplaridad y en la lucha contra la corrupción”. 

Sánchez defendió no hablar de terceras personas sino de ellos dos. “Vamos a imaginar que yo soy alto cargo de una comunidad autónoma, pongamos que de la Xunta de Galicia. Y durante cinco años se desarrolla una relación de estrecha amistad con un capo del narcotráfico”, aseguró el líder socialista aludiendo después a comidas, hoteles, vacaciones juntos, así como viajes a Canarias, Ibiza o “incluso Andorra donde supuestamente este narcotraficante blanqueó 21 millones de los francos franceses de entonces”.

Sánchez remarcó a Núñez Feijóo que en ese caso el PP estaría pidiendo su dimisión. “Pero no lo hace porque fue usted el que desarrolló esa amistad con un capo del narcotráfico en Galicia”, aseguró y destacó que el líder popular “con ese historial, ha podido escalar a lo más alto” de su partido, mientras que en el  PSOE (Partido Socialista Obrero Español) “no hubiera llegado ni a concejal de pueblo”.

En respuesta Núñez Feijóo atacó a Sánchez por el “caso Koldo”, otro supuesto caso de corrupción en la compraventa de material sanitario durante la pandemia, esta vez en las filas socialistas, por el que está acusado entre otros Koldo García, exasesor del exministro socialista José Luis Abalos. Al respecto el líder del PP lamentó el “silencio cómplice” de Sánchez y le avisó que “su futuro está amenazado por la corrupción”.

“Un enriquecimiento muy poco ético”

Más allá de Sánchez, distintas formaciones políticas pidieron las explicaciones de Díaz Ayuso por la denuncia a su pareja, entre ellas la vicepresidenta segunda del gobierno y líder de la plataforma Sumar, Yolanda Díaz, quien le reclamó que explique el “gravísimo” fraude fiscal en el que podría haber incurrido su pareja. “La libertad era esto, esto es lo que nos decía señora (Díaz) Ayuso que era libertad…”, ironizó la vicepresidenta, antes de lamentar que durante la pandemia había personas en España que “estaban robando”.

El eurodiputado del PSOE, Nicolás González Casares, recordó que, cuando morían 700 personas al día por coronavirus, Díaz Ayuso contrató a su hermano para suministrar mascarillas. “Todos en su entorno se forraban con la pandemia. No sé si le gusta la fruta pero le gusta la pasta bastante”, afirmó Casares. El eurodiputado dijo que hay casos similares en Alemania, Países Bajos o Grecia y se mostró a favor de investigar y de que se tomen “decisiones contundentes” con los responsables, advirtiendo que el PP en cambio “corta la cabeza” a quien denuncia la corrupción, en referencia al exlíder Pablo Casado.

También el portavoz socialista en el Congreso, Patxi López, pidió explicaciones porque “ya no solo se está hablando de un posible delito fiscal, sino de un enriquecimiento muy poco ético”. Ante las críticas el propio líder del Partido Popular, Núñez Feijóo, aseguró que la presidenta de la Comunidad de Madrid, dará explicaciones “completamente” sobre el asunto. “No se preocupe que las dará completamente”, contestó a los periodistas al ser preguntado en los pasillos del Congreso.

Díaz Ayuso se defiende

En una rueda de prensa Díaz Ayuso aseguró que detrás de las acusaciones se encuentra el gobierno de España, quien, a su juicio, estaría llevando a cabo una campaña en su contra. La líder derechista subrayó que esta denuncia parte de una “inspección fiscal a un ciudadano que nada tiene que ver con la Comunidad de Madrid” sobre el presidente Sánchez deslizó que “a lo mejor lo que le conviene son unas vacaciones en República Dominicana”.

“Ahora tocaba el novio, esto es parte de lo que llevo sufriendo hace cinco años”, dijo en referencia a que no es el primer familiar suyo o persona cercana que se ve envuelto en polémicas por presuntos casos de corrupción. Díaz Ayuso agregó que estaba al tanto de la inspección de Hacienda a su pareja y que sabía que “iban a intentar” crear una “trama” con ella, cuya existencia negó. 

En ese sentido expresó que su pareja está sufriendo “una inspección salvaje” y “sacada de quicio”, que es la Hacienda española la que le debe a él “casi 600 mil euros (657.396 dólares) por intereses” y que esta denuncia busca “retrasar” lo que le debe. También aseguró que “no hay un solo contrato con la Comunidad de Madrid”, sino que “se está mezclando todo” dentro de “una persecución política escandalosa”.

En concreto la Fiscalía madrileña fiscal acusa a la pareja de Díaz Ayuso, y a otras cuatro personas más, de dos delitos de defraudación tributaria relativos al Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2020 y 2021 de la entidad Maxwell Cremona Ingenieria y Procesos Sociedad para el Fomento del Medioambiente S.L., y un presunto delito de falsedad en documento mercantil.

About the Author

You may also like these