Presionan a Israel y Hamas para que alcancen una tregua | En El Cairo, las partes habrían acordado puntos básicos para un cese de fuego en Gaza

Con crecientes presiones de por medio para alzanzar una tregua, delegados del grupo islamista Hamas se reunieron este martes con mediadores internacionales en El Cairo, donde se acordaron puntos básicos para un cese al fuego en la Franja de Gaza, mientras que Estados Unidos lanzó por segunda vez ayuda humanitaria desde sus aviones
hacia el castigado norte del enclave.

Hasta el momento, Israel y Hamas habrían llegado a un acuerdo en el que la tregua duraría 40 días, plazo en el que se liberarían 40 rehenes israelíes –entre ellos mujeres, niños y hombres mayores de 60 años–, a cambio de la excarcelación de 404 presos palestinos en cárceles de Israel, precisaron a la agencia de noticias EFE fuentes palestinas y de seguridad egipcias bajo el anonimato dado que las negociaciones en la capital egipcia no terminan.

Dentro de este acuerdo marco, se habría pactado también la retirada de Israel de los centros de las ciudades de toda la Franja en una primera fase y permitir que los desplazados en la ciudad sureña de Rafah regresen a las regiones del norte y el centro del enclave palestino. Dentro de estos puntos básicos estaría también la entrada en el territorio de al menos 500 camiones de ayuda humanitaria cada día.

Según las fuentes, dado que Hamas e Israel no se pronunciaron oficialmente hasta el momento sobre esta información, Israel no quiere hacer ninguna promesa de no invadir Rafah, y añadieron que se prevé que se llegue a un acuerdo que entre en vigor para el próximo viernes 8 de marzo, justo antes del inicio de la fiesta sagrada musulmana del ramadán, que dura un mes. En ese sentido, pese a que se hayan acordado los puntos básicos para la tregua, las diferencias en algunos apartados son amplias, subrayaron las fuentes.

Presión para el acuerdo

Al compás de esas discrepancias, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, pidió a Hamas que acepte un cese al fuego inmediato con Israel. “Tenemos la oportunidad de conseguir un cese el fuego inmediato que permita volver a casa a los rehenes, aumentar significativamente la asistencia humanitaria para los palestinos que tanto la necesitan y establecer las condiciones para una solución duradera”, dijo Blinken al recibir en Washington al primer ministro qatarí, Mohammed bin Abdulrahman al Thani. “Depende de Hamas decidir si está preparado para comprometerse con un cese de hostilidades”, agregó.

Al Thani prometió ser persistente para que se alcance el acuerdo. “A pesar de quien sea que esté intentando socavar los esfuerzos para alcanzar la paz, queremos que haya paz, queremos que se ponga fin al sufrimiento humanitario, queremos que los rehenes vuelvan con sus familias”, afirmó.

Blinken también pidió que Israel autorice el ingreso de más ayuda humanitaria a la Franja de Gaza, amenazada por la hambruna. “Israel debe maximizar todos los medios posibles, todos los métodos posibles, para llevar asistencia a las personas que la necesitan”, afirmó. “Seguiremos presionando todos los días porque la situación tal como está es simplemente inaceptable”, enfatizó.

Comida desde el aire

Justamente este martes Estados Unidos lanzó por segunda vez ayuda humanitaria desde sus aviones en el norte de Gaza, en este caso paquetes que contienen más de 36.800 lotes de comida, informó el Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) a través de un comunicado. “Estos lanzamientos aéreos forman parte de un esfuerzo para hacer llegar más ayuda a Gaza, incluso ampliando el flujo de ayuda a través de corredores terrestres”, indicó la CENTCOM, sobre la operación realizada en conjunto con las Fuerzas Armadas de Jordania, que precisaron en un comunicado que la ayuda que entregaron contenía materiales proporcionados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA). 

Hace tres días, Estados Unidos realizó su primer lanzamiento aéreo en la que distribuyeron aproximadamente 38.000 lotes. Por su parte, desde el comienzo de
la ofensiva israelí contra Gaza,
Jordania llevó a cabo 28 lanzamientos desde el aire, 15 de ellos en
cooperación con otros países como Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Francia.

“Israel mata de hambre a los palestinos”

Mientras tanto, expertos en derechos humanos de la ONU condenaron el ataque de fuerzas israelíes contra personas que esperaban la llegada de comida en medio de una crisis de hambruna, el pasado 29 de febrero en la ciudad de Gaza, y exigieron a Israel que abandone su práctica de matar de hambre a los palestinos de la Franja. “Israel mata de hambre a los palestinos de Gaza desde el 8 de octubre y ahora tiene como objetivo a los civiles que buscan ayuda humanitaria y los convoyes que la transportan”, indicaron los expertos en un comunicado conjunto.

Al menos 112 personas murieron y 760 resultaron heridas en la calle Al Rashid del suroeste de la ciudad de Gaza cuando se concentraban para recibir harina. Según los expertos, el incidente sigue un repetido patrón de ataques contra civiles palestinos en busca de ayuda, con otros 14 similares desde mediados de enero, tanto con armas de fuego como con proyectiles explosivos.

Fuerzas israelíes también dispararon directamente a convoyes de ayuda en varias ocasiones, pese a que estos envíos se coordinan con las propias autoridades de Israel, denunció el comunicado. Entre los firmantes
del documento se encuentran los relatores de la ONU para los Territorios
Palestinos (Francesca Albanese), sobre el derecho a la alimentación (Michael
Fakhri) y el derecho al agua (Pedro Arrojo).

Por su parte, el jefe de la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para los territorios palestinos, Rik Peeperkorn, remarcó en una conferencia de prensa que el desplome del estado nutricional de la población gazatí, en particular de los niños, no tiene precedentes a nivel mundial por la rapidez en la que se produjo.

El portavoz de Unicef, James Elder, agregó que la malnutrición suele tener secuelas a lo largo de toda la vida, comprometer el desarrollo del cerebro del niño, de sus principales órganos y exponerlo fácilmente a cualquier infección debido al déficit de nutrientes que aporta una alimentación variada. En casos más extremos, el déficit de calorías puede llevar al fallo de un órgano vital.

Crecen los muertos por los bombardeos

Según el último balance de la cartera de sanidad de Gaza, la cifra total de muertos subió a 30.631 –la mayoría mujeres y niños– y a 72.043 los heridos, en el marco de la campaña de bombardeos de Israel contra la Franja, en represalia por el ataque terrorista de Hamas el pasado 7 de octubre que mató a alrededor de 1.200 personas y tomó 240 rehenes. “La ocupación israelí perpetró 10 masacres contra familias en la Franja de Gaza, causando 97 mártires y 123 heridos durante las últimas 24 horas”, informó el portavoz de Sanidad, Ashraf Al Qudra.

Al menos 34 civiles murieron en ataques aéreos contra viviendas de familias tanto en la ciudad de Gaza, en el norte, como en la urbe meridional de Jan Yunis, señalaron fuentes médicas del Complejo Médico Al-Shifa y del Hospital Europeo de Gaza. “Nueve personas murieron en Al-Shifa, mientras que el Hospital Europeo de Gaza dijo que los ataques aéreos israelíes mataron a 25 civiles en Jan Yunis, 17 de ellos en el bombardeo de la casa de la familia Al Faqawi”, detalló la agencia de noticias palestina WAFA.

Los aviones y la artillería israelíes también intensificaron los bombardeos en el area de Hamad, al norte de la ciudad de Jan Yunis, donde fuentes militares israelíes dijeron en un comunicado haber detenido a decenas de milicianos de Hamás y de la Yihad Islámica. “Durante el último día, las tropas detuvieron a decenas de terroristas de Hamas y de la Yihad Islámica escondidos entre la población civil que intentaron huir de la zona”, detalló el texto, que especificó que el Ejército localizó también armas y ayudó en la evacuación de civiles de las zonas de combate.


WAFA
informó asimismo
de recientes bombardeos en áreas occidentales del barrio de Zaytun, al sur de
la ciudad de Gaza, pese a que el Ejército anunció el lunes el fin de una operación
militar allí, de dos semanas, durante la que habrían matado alrededor de un centenar de
supuestos combatientes y destruido una treintena de lo que consideraron objetivos terroristas.

About the Author

You may also like these