Más de 100 palestinos que esperaban ayuda humanitaria murieron por un ataque israelí | El Ejército de Israel dijo que la mayoría de las víctimas se dieron por una avalancha

Más de un centenar de gazatíes murieron y más de 700 resultaron heridos en un caótico incidente durante el reparto de comida y ayuda humanitaria en ciudad de Gaza, donde el Ejército israelí admitió que abrió fuego, aunque sostiene que la mayoría de las víctimas fueron en una avalancha provocada por la muchedumbre hambrienta. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reconoció que un alto el fuego entre Israel y Hamas en Gaza “no se alcanzará probablemente” de aquí al lunes, como había anticipado días atrás.

Una multitud hambrienta esperaba en la madrugada del jueves la llegada de convoyes de ayuda humanitaria en la calle Al Rashid, ubicada cerca de una rotonda en el oeste de Ciudad de Gaza. Según los servicios de salud de la Franja y varios testigos, los militares israelíes posicionados cerca de la multitud para proteger el convoy dispararon contra las personas que se precipitaron hacia los camiones.

Cuando el convoy (que salió del sur de Gaza) llegó al norte, miles de personas se precipitaron hacia los camiones, lo que provocó una estampida en la que decenas de gazatíes resultaron heridos y murieron, algunos de ellos atropellados por camiones”, describió un alto cargo del ejército israelí. El cuerpo armado dice que unos 30 camiones formaban parte del convoy, y que varios de ellos siguieron su camino antes de que decenas de civiles se abalanzaran sobre ellos.

“Fueron disparos limitados”

El alto cargo aseguró que estos civiles se acercaron luego a las fuerzas israelíes, que realizaron “disparos de advertencia” antes de “abrir fuego”. “Fueron disparos limitados, no fue un suceso masivo desde nuestro punto de vista”, agregó el militar, quien informó de “decenas de muertos y heridos”, empujados o pisoteados por la multitud que “rodeó los camiones y saqueó” el cargamento, aunque no reportó víctimas de disparos.

Un testigo que prefirió preservar su identidad relató a la agencia AFP: “Estábamos en la calle Al Rashid y, de repente, nos asaltaron tanques. Había bolsas llenas de ayuda. Ante la falta de comida y harina, la gente se precipitó para agarrarlos. Era un caos, había muchísima gente, pero las fuerzas de ocupación no dejaban de dispararnos”. Otro testigo expresó: “Estábamos de pie para recibir comida para nuestros hijos. Pero pagamos esta ayuda con nuestra sangre”.

El presidente estadounidense, Joe Biden, explicó que verifican las “versiones contradictorias” de los hechos. “Todavía no tengo una respuesta”, declaró a los periodistas antes de viajar a la frontera con México. A la pregunta de si le preocupaba que esto complique las negociaciones para un alto el fuego entre Israel y Hamas, Biden respondió: “Sé que así será”. Las negociaciones se intensifican para una nueva tregua, dos semanas antes del comienzo del Ramadán, mes sagrado musulmán. 

Biden había dicho a principios de esta semana en Nueva York que tenía “esperanza” de que se alcanzara un “alto el fuego para el próximo lunes”. El presidente de Colombia, Gustavo Petro, dijo que “más de 100 palestinos fueron asesinados” por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, hizo un llamamiento a la comunidad internacional a “bloquearlo” y anunció que su país “suspende toda compra de armas a Israel”.

Denuncia de las facciones palestinas

Tanto el movimiento islamista Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, como la Yihad Islámica Palestina o la Autoridad Nacional Palestina (ANP), del presidente Mahmud Abbas, condenaron la muerte de más de un centenar de gazatíes que esperaban alimentos. “Esta masacre atroz en Gaza, sin precedentes en la historia de los crímenes de guerra, se enmarca en la guerra de hambre y desplazamiento de Israel contra nuestro pueblo”, lamentó Hamas.

La presidencia de la ANP, que gobierna zonas reducidas de Cisjordania ocupada pero está inmersa en una reforma para recuperar el control de Gaza cuando termine la guerra, también denunció un “silencio internacional cómplice ante estos crímenes de genocidio sin precedentes en la historia moderna” y llamó a una intervención inmediata para detener la guerra.

El incidente se produce el mismo día en que la cifra oficial de muertos en la Franja desde que empezó la guerra sobrepasó los 30 mil, luego de que el ministerio de Salud registrara 81 fallecidos hasta la madrugada del jueves, por lo que faltan contabilizar los más de 100 muertos en el reparto de ayuda en ciudad de Gaza. Ocurre además en un momento en el que la comunidad internacional presiona a Israel para que permita la entrada de más ayuda humanitaria a la Franja.

Hambre en Gaza

El gobierno del enclave palestino acusó a Israel de querer “matar de hambre” a los gazatíes y afirmó que más de 700 mil personas sufren hambruna en el norte de la Franja. El miércoles entraron a la Franja 116 camiones de ayuda humanitaria, una cantidad insuficiente frente a las acuciantes necesidades del enclave, sumido en una catástrofe humanitaria sin precedentes y por debajo de la media de 300 camiones diarios que entraban antes de la guerra. 

Según la agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (Unrwa), las necesidades humanitarias son “ilimitadas”. “La hambruna acecha. Los hospitales se han transformado en campos de batalla. Un millón de niños se enfrentan a un traumatismo diario”, dijo la Unrwa. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunirá de urgencia para abordar el incidente, calificado de “masacre” por el ministerio de Salud del estrecho territorio.

Ante la dificultad de introducir ayuda humanitaria por tierra, varios países, incluyendo Jordania, Egipto, Qatar, Francia y Emiratos Árabes, lanzaron paquetes con alimentos e insumos desde el aire, una estrategia que el miércoles benefició por primera vez a los habitantes del norte del enclave. Estados Unidos estudia recurrir también a esta fórmula.

Cuatro bebés murieron este jueves por desnutrición y deshidratación en el hospital Kamal Adwan, en el norte de la Franja, con lo que asciende a diez el total de niños muertos en el enclave por esas causas en los últimos tres días, informó el ministerio de sanidad gazatí. Cuatro bebés ya habían muerto por desnutrición en ese hospital, que quedó fuera de servicio el miércoles por falta de combustible para los generadores eléctricos que alimentan las incubadoras. Otros dos niños fallecieron en las mismas circunstancias en el hospital Shifa de la ciudad de Gaza.

La guerra se expande más allá del enclave palestino con bombardeos en Líbano, Siria, Yemen y el mar Rojo. También en Cisjordania, donde dos israelíes murieron en ese territorio ocupado baleados por un “terrorista” que fue “neutralizado, informaron fuentes médicas y el Ejército de Israel.

About the Author

You may also like these