Maduro declaró “heridos de muerte” los acuerdos con la oposición, que incluían elecciones

El presidente venezolano
El presidente venezolano

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró este jueves “herido de muerte” los acuerdos alcanzados meses atrás entre el oficialismo y la oposición, que incluían la celebración de elecciones presidenciales competitivas en el segundo semestre de este año.

“Los acuerdos de Barbados están heridos de muerte; los declaro en terapia intensiva, los apuñalaron, los patearon”, dijo el mandatario este jueves por la noche, en una reunión con funcionarios transmitida en vivo por la televisora estatal VTV.

Maduro vinculó esas expresiones con un supuesto conjunto de conspiraciones para asesinarlo, que él mismo anunció hace diez días y por la cual autoridades de su Gobierno revelaron esta semana que degradaron y dieron de baja a 33 militares.

Asimismo, en ese contexto, dirigentes de la oposición y diversas ONG denunciaron en los últimos días el arresto ilegal de numerosos civiles, incluidos dos responsables de la campaña de la principal candidata presidencial opositora, la exdiputada María Corina Machado.

“Ojalá podamos salvar los acuerdos de Barbados y empujar a través del diálogo grandes acuerdos de consensos nacionales sin planes para asesinarme, asesinarnos o llenar de violencia el país”, agregó, no obstante, Maduro, según el diario oficialista venezolano Últimas Noticias y la agencia de noticias AFP.

Más temprano, el presidente de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) y jefe de la delegación oficialista en los diálogos con la oposición, Jorge Rodríguez, pidió a Noruega, mediador de esas conversaciones, que revise las supuestas pruebas de las conspiraciones, mientras la Plataforma Unitaria, que agrupa a casi todo el antichavismo, denunció que el gobierno puso en marcha una ola represiva.

“Aspiro y espero que los facilitadores de Noruega, que se la pasan diciendo que queremos ir a verificar un poco el estado de los acuerdos, vengan para que les entreguemos todas las pruebas y ustedes algo tendrán que hacer”, señaló Rodríguez en conferencia de prensa.

Noruega media un proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición de Venezuela desde agosto de 2021, y pese a que las conversaciones tuvieron largos períodos de inactividad, en octubre pasado se firmó en Barbados un primer acuerdo para celebrar elecciones presidenciales en el segundo semestre de este año con observación de la Unión Europea y otros actores internacionales.

Rodríguez adelantó que también enviará las pruebas a los miembros de la delegación de la Plataforma Unitaria, esperando igualmente un pronunciamiento de rechazo.

“Aquí dice ratificando, rechazando cualquier forma de violencia política en contra de Venezuela, su Estado y sus instituciones; cuando ustedes estaban firmando esto ya estaba en pleno desarrollo la operación del asesino de La Viñeta”, una residencia oficial donde supuestamente iban a matar a Maduro.

“Nosotros vamos a insistir en que creemos en una negociación en donde se respete lo que se acuerda”, añadió el diputado, que responsabilizó a una “casta política” de “apellido Machado” por promover estos actos.

Se refirió a la candidata opositora, que afronta una confusa situación por una supuesta inhabilitación que está pendiente de resolución por el Tribunal Supremo de Justicia.

La fiscalía informó el lunes que durante 2023 y comienzos de 2024 se neutralizaron cinco supuestos planes de magnicidio.

Según las autoridades, esos complots no se revelaron en su momento para no entorpecer los procesos de diálogo, uno con la oposición y otro paralelo con Estados Unidos.

Rodríguez condenó los cuestionamientos que Washington hizo a estas operaciones y aseguró que el gobierno tiene “todos los nombres de los agentes de la CIA con los que se reunieron estos desertores, estos traidores, estos asesinos”.

El diputado cuestionó además declaraciones del subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de EEUU, Brian Nichols, a quién le preguntó cuál sería la postura de Washington si el escenario denunciado ocurriera en su país.

“Señor Brian Nichols, si una persona que tiene la misión sagrada de resguardo de la seguridad de un alto funcionario estadounidense confiesa que fue contactado por elementos del extranjero para secuestrar y asesinar al presidente o un ministro, un senador, un representante, ¿cuál debe ser la posición que manejaría el Gobierno de EEUU?”, ironizó Rodríguez.

El miércoles, el Ministerio de Defensa informó que el martes fueron degradados y expulsados 33 efectivos de las fuerzas armadas, incluidos un general y dos coroneles.

Maduro había denunciado hace diez días, en su rendición de cuentas anual a la AN, que se detectaron cuatro planes conspirativos planeados en EEUU y Colombia, con militares traídos desde esos dos países y Perú y algunos oficiales venezolanos captados en 2020 y 2021 por parte de la CIA.

Del otro lado, la Plataforma Unitaria advirtió sobre una “nueva ola represiva” y de “violación de derechos humanos” contra algunas figuras de la oposición que, dijo, están siendo perseguidas, secuestradas y encarceladas.

En un comunicado, la oposición lamentó que en menos de una semana fueron secuestrados tres coordinadores de campaña de la candidata Machado, y reclamaron a las autoridades un informe sobre el lugar de arresto y las condiciones de los “secuestrados”.

“El país y el mundo ya conoce el modus operandi del régimen de Nicolás Maduro, capítulos enteros de historias de ficción se presentan cada año, que van desde magnicidio, golpes de estado o conspiraciones de todo tipo, y que sirven de argumento para emprender una razia selectiva contra la oposición venezolana”, afirmó la Plataforma, según la agencia Europa Press.

Para la alianza, “una vez más queda al desnudo la naturaleza totalitaria del régimen que, preso de la desesperación por el repudio de los venezolanos, reacciona con lo que sabe hacer muy bien: reprimir”.

About the Author

You may also like these