Lula calificó como una “tragedia sin justificación” el bombardeo al hospital de Gaza | El mandatario brasileño pidió proteger a los niños víctimas del conflicto

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, calificó este miércoles como una “tragedia sin justificación” el bombardeo del Hospital Baptista al-Ahli en la Franja de Gaza, territorio que está siendo blanco de la ofensiva israelí contra Hamas, que causó alrededor de 500 muertos, según la última estimación oficial palestina.

“El ataque al Hospital Baptista Al Ahli es una tragedia sin justificación. Las guerras no tienen ningún sentido, vidas que se pierden para siempre. Hospitales, escuelas y casas construidas con tanto sacrificio, destruidas en instantes”, expresó Lula en sus redes sociales, al tiempo que convocó a proteger a los niños víctimas del conflicto: “Vuelvo a hacer el llamado. Los inocentes no pueden pagar por la insanía de la guerra”, sentenció.

Desde el ataque de Hamas a Israel, el pasado 7 de octubre, y la posterior represalia israelí en la Franja de Gaza, Lula dialogó con líderes de diversos países para lograr el cese de las hostilidades y la apertura de un corredor humanitario para la evacuación de civiles.

El rechazo estadounidense

Mientras tanto, Estados Unidos rechazó en el Consejo de Seguridad de la ONU una propuesta de Brasil que pedía “pausas humanitarias” a los combates en Gaza, por lo que no se logró la aprobación de la resolución, dado que el país norteamericano es uno de los cinco miembros permanentes con poder de veto.

El texto de Brasil, que por este mes ocupa la presidencia del Consejo, evitaba el llamado a un alto el fuego para ganar el apoyo estadounidense y fue respaldado por 12 miembros, entre los que figuran China y Francia, mientras que Rusia y el Reino Unido se abstuvieron en la votación.

El documento, objeto de cambios de última hora tras el bombardeo contra el hospital de la Franja, enfatizaba que “los civiles en Israel y el territorio palestino ocupado, incluido Jerusalén Este, deben ser protegidos, de acuerdo a la legislación internacional”. La propuesta también condenaba expresamente los “ataques terroristas odiosos” del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), pero no reconocía el derecho de Israel a defenderse, como exigía Estados Unidos.

La embajadora norteamericana ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, declaró que su país estaba “decepcionado” de que la resolución “no mencione los derechos de autodefensa de Israel”. “Al igual que todas las naciones del mundo, Israel tiene el derecho inherente de autodefensa, como se refleja en el artículo 51 de la Carta de la ONU”, precisó, según informó la cadena televisiva CNN.

Es la segunda vez en
una semana que la ONU fracasa en su intento por aprobar una resolución sobre el
conflicto, luego de que el lunes rechazara una resolución de Rusia que
condenaba la escalada de violencia en Medio Oriente, dado que no mencionaba a
Hamas por su ataque sorpresa a Israel.

El descontento internacional

El veto fue condenado por diversos representantes de los países. Uno de ellos fue el embajador de la ONU en Brasil, Sergio Franca Danese, quien evaluó en un comunicado que “prevalecieron el silencio y la inacción”, y agregó que esperaba que “los esfuerzos de otros actores produzcan resultados positivos”.

El embajador de China ante la ONU, Zhang Jun, también expresó su consternación por el fracaso de la iniciativa brasileña. “Por el hecho de que el proyecto de resolución no haya sido adoptado, nuestra reacción es de conmoción y decepción”, dijo el diplomático chino ante el mecanismo, informó la agencia de noticias Sputnik. “Algunos países -dijo Zhang, sin mencionar a EE.UU.- están diciendo que el Consejo debe actuar, pero la forma en que votaron nos hace dudar de su voluntad para actuar y su intención de encontrar una solución al problema”.

El embajador palestino, Ryad Mansur, pidió ante el Consejo que “pare el derramamiento de sangre ya”. “Matar más palestinos nunca, nunca hará a Israel más seguro”, consideró. “No hay lógica, moral ni ley en este mundo que justifique matar a la población”, protestó.

Tensión entre el PT y la embajada israelí

El veto estadounidense se produjo un día después de que Israel y el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) brasileño cruzaran críticas alrededor del estallido de la guerra la semana pasada.

“Es muy lamentable que un partido que defiende los derechos humanos compare la organización terrorista Hamas, que va de casa en casa para asesinar familias enteras, con lo que el Gobierno israelí está haciendo para proteger a sus ciudadanos”, señaló la embajada de Israel en Brasilia a través de un mensaje escrito en la red social X. “Debe haber una fuerte separación entre la organización terrorista Hamas y los palestinos”, agregó la representación diplomática, en respuesta a una declaración publicada por el PT.

El partido de Lula había manifestado su “condena a los ataques inaceptables, asesinatos y secuestro de civiles, cometidos tanto por Hamas como por el Estado de Israel”. Tras el mensaje de la embajada israelí, el PT emitió un comunicado en el que calificó como “totalmente falsa y maliciosa la interpretación” de su declaración y responsabilizó a Israel por el bombardeo al hospital en Gaza. “Quien representa en Brasil al Gobierno que realiza un ataque de esta naturaleza no tiene autoridad moral para hablar de derechos humanos”, afirmó el PT en la última nota.

About the Author

You may also like these