La OMS y la ONU contra el hambre de los gazatíes | La mitad de la población de Gaza padece “inseguridad alimentaria catastrófica”

Tras más de cinco meses de guerra, la mitad de la población de Gaza padece “inseguridad alimentaria catastrófica”, según el informe hecho público este lunes por la Clasificación Integrada de Fases de Seguridad Alimentaria (IPC), un barómetro usado a nivel mundial.

Se trata del mayor porcentaje “registrado nunca en cualquier parte”, denunció el secretario general de la ONU, António Guterres. Sin embargo, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha sido capaz de forzar un alto al fuego humanitario en Gaza, después de que EE.UU. impusiera su veto en tres ocasiones al argumentar que serviría para el rearme de los islamistas de Hamas.

El acceso humanitario a toda Gaza debe ser reanudado para evitar una catástrofe en el asediado territorio palestino, indicó este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS) tras conocerse un nuevo informe de Naciones Unidas en el que se advierte de una inminente hambruna en la Franja. En un comunicado, la OMS también pide que se restauren los servicios sanitarios, alimentarios y de higiene, y que se suministren alimentos “seguros, nutritivos y suficientes” a la población más necesitada.

“El tráfico de productos comerciales también debería reanudarse al completo para atender las necesidades”, indicó la OMS haciéndose eco del nuevo informe de la Clasificación Integrada de Fases de Seguridad Alimentaria (IPC), en el que la agencia sanitaria de la ONU ha participado.

En materia de salud, la OMS recuerda que los ataques a instalaciones sanitarias en la franja han causado que un 58 por ciento de los hospitales hayan dejado de funcionar, especialmente en el norte del territorio, donde tres de cada cuatro no están operativos. Al 5 de marzo, sólo dos hospitales y ningún centro de atención primaria estaban en pleno funcionamiento en Gaza, donde muchos niños sufren diarrea e infecciones respiratorias, lo que les expone a problemas de malnutrición.

La FAO, también alarmada

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) también instó este lunes a que se permita el acceso inmediato a Gaza, donde según el informe de IPC más de la mitad de la población, alrededor de 1,11 millones de personas, padecen una inseguridad alimentaria “catastrófica”.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, expresó este lunes su grave preocupación ante el nuevo ataque israelí al hospital de Al Shifa, el principal de Gaza, y aseguró que este tipo de instalaciones sanitarias “nunca deberían ser campos de batalla”. “Nos preocupa terriblemente la situación de Al Shifa, que pone en peligro a trabajadores sanitarios, pacientes y civiles”, indicó Tedros en un mensaje en la red social X, en el que recordó que el hospital en el norte de la franja había logrado sólo recientemente reanudar servicios mínimos de atención médica.

“Cualquier enfrentamiento o militarización en esas instalaciones pone en peligro los servicios sanitarios, el acceso de ambulancias y el envío de suministros esenciales, por lo que los hospitales deben ser protegidos”, subrayó el experto etíope.

El hospital ya había sido atacado por Israel hace semanas y había vuelto a funcionar desde el pasado 2 de marzo de manera parcial, pese a que todavía cuenta con muy pocos suministros médicos, agua y alimentos para sus pacientes

Poco antes, en un foro sobre ayuda humanitaria, Borrell había dicho que “ya no estamos al borde de una hambruna. Estamos ante una hambruna que afecta a miles de personas”. En su visión, resulta “inaceptable” que la hambruna sea “utilizada como un arma de guerra” e impedir el ingreso de camiones cargados con ayuda humanitaria.

About the Author

You may also like these