La NASA presentó un avión supersónico silencioso que sería ‘revolucionario’

La NASA presentó el avión supersónico silencioso X-59

VER VIDEO

El avión supersónico X-59 fue presentado este viernes por la NASA en las instalaciones Skunk Works de Lockheed Martin, uno de sus principales contratistas, ubicado en la ciudad estadounidense de Palmdale, California, con el objetivo de volar más rápido que la velocidad del sonido sin generar un fuerte estampido sónico.

Autoridades gubernamentales y de la NASA presentaron el avión X-59 con un video introductorio que mostró las distintas etapas de construcción que atravesó la aeronave, acompañado por los testimonios de ingenieros y quienes estuvieron a cargo del proyecto.

Emite un suspiro en lugar del ruido habitual
Emite un “suspiro” en lugar del ruido habitual.

El avión X-59 mide 29 metros de largo y la superficie de sus alas es de 9 metros, con capacidad para un solo piloto, produce un “mero suspiro” en comparación con otros aviones y busca revolucionar a futuro los vuelos comerciales o transporte de pasajeros, según mencionaron los especialistas.

Además, alguno de los objetivos que esperan que pueda tener este tipo de nave “revolucionaria en la aviación”, en base a los comentaron de sus ingenieros, es que sirva, entre otras cosas, para el transporte de suministros de manera inmediata como respuesta ante una emergencia.

Supera los 1500 km por hora sin aturdir
Supera los 1500 km por hora sin aturdir.

Una de las características más llamativas de esta aeronave es su diseño afilado y con ala en delta (que favorece a reducir el tradicional estallido sónico) y la falta de ventanas frontales, según comentaron los especialistas. “Estas debieron ser removidas ya que interferían en el sonido que la aeronave realizaba cuando despegaba”, consignaron.

En este caso, el piloto posee un sistema con cámaras instalado dentro para guiar su visión a través de tecnología avanzada.

El X-59 es un avión experimental único en su tipo que incorpora nueva tecnología junto con sistemas y componentes provenientes de diversos aviones militares a reacción, como su tren de aterrizaje de un F-16 y su sistema de soporte vital adaptado de un F-15, consignó la agencia DPA.

La aeronave volará a más de 18 mil metros a una velocidad de alrededor de 1.500 kilómetros por hora, pero que producirá a su paso un sonido tan fuerte como el cierre de una puerta de un auto, en lugar de una estampida sónica propia de aviones que vuelan por encima de la velocidad del sonido.

Aseguran que modificara los futuros vuelos comerciales
Aseguran que modificaría los futuros vuelos comerciales.

“Esta es la gran revelación”, declaró Catherine Bahm, directora del proyecto Low Boom Flight Demonstrator de la NASA, que supervisa el desarrollo y la construcción del X-59.

“La presentación es un gran logro hacia el objetivo general de la misión Quesst de reducir el estampido sónico”, expresó.
Quesst es la misión de la NASA a través de la cual el X-59 demostrará sus capacidades supersónicas silenciosas.

En ese sentido, la agencia gubernamental estadounidense volará la aeronave sobre comunidades seleccionadas y después estudiará lo que la gente escucha sobre tierra firme.

La NASA compartirá la información de estas reacciones a los “golpes sónicos” más silenciosos con los organismos reguladores, que podrían considerar las normas que actualmente prohíben los vuelos supersónicos comerciales sobre tierra firme por motivos de ruido, precisó el organismo.

Hace 50 años, Estados Unidos prohibió los vuelos supersónicos comerciales sobre tierra, debido a la preocupación por el ruido generado por sus estampidos.

“La idea de levantar la prohibición de los vuelos supersónicos sobre tierra firme es realmente emocionante. Y ese es el futuro que podría habilitar el X-59”, comentó Bahm.

El equipo de la misión Quesst continuará ahora las pruebas en tierra firme antes del primer vuelo, previsto para finales de este año.
“El lanzamiento es un gran logro, pero también significa que el siguiente logro es el primer vuelo, y después los vuelos supersónicos. Nuestros ojos están puestos en la misión”, concluyó Bahm.

About the Author

You may also like these