La interna de JxC: El doble juego de Gerardo Morales 

La interna de JxC: El doble juego de Gerardo Morales 


Gerardo Morales no para. El presidente de la UCR tuvo una reunión con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la que tendieron puentes después de los enfrentamientos del último mes y hablaron de fortalecer Juntos por el Cambio. Fueron dos contendientes presidenciales que se saludaron. Pero durante todo el fin de semana e inclusive en las últimas horas, Morales continuó un raíd mediático en el que descerrajó una lluvia de críticas sobre el ala dura del PRO, y algunas que apuntaron a Mauricio Macri. «Muchos economistas ortodoxos del PRO fracasaron», lanzó Morales.
El gobernador de Jujuy está en plena campaña de instalación para competir en las presidenciales de 2023. Levantó su perfil con críticas internas y con la decisión de ir contra sus socios y propiciar un encuentro con el ministro de Economía, Martín Guzman (la reunión se pasó para la semana que viene). Estuvo en un encuentro de la mesa nacional de Juntos por el Cambio en la que recibió no pocas críticas de Patricia Bullrich por sus palabras, pero no se amilanó: «Vos me mandas a putear por Twitter», le dijo, en referencia a los mensajes en esa red de Fernando Iglesias y Waldo Wolff.Después de ese encuentro, Morales no bajó el perfil. Al contrario, siguió de entrevista en entrevista ampliando los conceptos en los que cuestiona, en definitiva, lo que fue el gobierno de Macri: «Nosotros le fuimos a golpear la puerta al FMI», recordó. A Larreta ya lo había dejado en offside la semana pasada, cuando propuso dialogar con el Gobierno. De esta forma, Morales –nuevamente denunciado por Milagro Sala por hostigamiento– está intentando construir la imagen de un moderado y buscando posicionar a sus adversarios internos como «los halcones».
«Hay algunos sectores para los que si explota todo es mejor, para que el
ajuste sea brutal y me parece que no es una buena opción para el
pueblo», le apuntó Morales al ala dura del PRO. «Me refiero a algunos sectores que se denominan ‘círculo rojo’. Me
parece que algunas de las posturas más radicalizadas de Juntos por el
Cambio ni siquiera quieren diálogo en temas clave como deuda y
presupuesto. Nos dijeron traidores a los radicales por firmar el Consenso Fiscal que, siempre, las provincias firmamos», sostuvo el gobernador de Jujuy. «Muchos economistas ortodoxos del PRO fracasaron. Hay una perspectiva realista que muchos dirigentes de Juntos por el Cambio no quieren tener en cuenta», lanzó.Está claro que la estrategia es diferenciarse camino a las PASO, no solo del PRO sino de un eventual adversario que prepara otro sector del radicalismo: Facundo Manes. El neurocientífico ya empezó a hablar de una alianza «de centro» y de socialdemocracia, por lo que Morales parece querer competirle con en ese terreno. «El PRO no tiene la concepción del Estado que tiene el radicalismo: nosotros creemos en el Estado presente y en la escuela pública», dijo, por ejemplo. O, sobre las alianzas que piensan Macri y Bullrich: «Tenemos diferencias en el marco de la alianza, no estamos de acuerdo en
acordar con Milei o la derecha más rancia porque ya es suficiente con
el PRO».
Con Larreta
Parte de la estrategia de Morales consistió en mostrarse como constructor de puentes. Se posicionó como el interlocutor con Alberto Fernández en la discusión sobre si debían o no asistir al informe del ministro Guzmán: mandó a su vice junto con los otros gobernadores radicales, lo que dejó a Larreta en absoluta soledad. Al jefe de gobierno de CABA, Morales le viene apuntando desde la interna radical: lo culpó en público de la ruptura del bloque de la UCR, que comandó Martín Lousteau (con quien, luego de que volaron vasos de vidrio, Morales llegó a un acuerdo). Para plantearse como el que tiende puentes, Morales recibió a Larreta en la casa de la provincia de Jujuy.
El motivo formal fue un encuentro para hablar de la Red Federal de Acción Ambiental. Pero está claro que fue una reunión entre futuros candidatos a presidente de la misma alianza, que no pararon de sacarse chispas en las últimas semanas. En la charla en Retiro los dos mandatarios hablaron, según la comunicación oficial, «sobre la importancia del cuidado del ambiente y sobre el próximo encuentro presencial de la Red que tendrá lugar en Jujuy en marzo. Durante la visita a Jujuy, Larreta recorrerá distintos puntos entre los que se destacan el Parque Solar Caucharí; y empresas productoras de litio y cannava». De esta forma, el jefe de gobierno porteño se comprometió a viajar a Jujuy.
Los dirigentes, según se informó, también analizaron «la situación política, económica y social en el comienzo del 2022». Entre las cuestiones que hablaron estuvo la necesidad que tienen ambos de mantener la unidad en Juntos por el Cambio y fortalecer la alianza hacia 2023. Está claro que ninguno de los dos imagina a Mauricio Macri ya a la cabeza de una fórmula. Tampoco parecen tener lugar para Bullrich.
Otro de los puntos que tienen pendiente es quién conducirá el interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados. Hasta 2021, era Mario Negri, pero con la ruptura del bloque radical quedó vacante. El candidato puesto es Cristian Ritondo, por la candidad de bancas que tiene el bloque Frente PRO, pero todavía no se llegó a un consenso entre los dos bloques radicales (el de Negri y el que comanda Rodrigo de Loredo). Para complicar las cosas, Elisa Carrió mantiene a través de sus diputados su veto a la figura de Ritondo. Es probable que algo de esto hayan abordado Morales y Larreta. La definición también es posible que llegue en un encuentro nacional de JxC, proyectado para mediados de febrero.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/394549-la-interna-de-jx-c-el-doble-juego-de-gerardo-morales

About the Author

Deja un comentario

You may also like these