La fuga preventiva de Bolsonaro en febrero pasado | El expresidente se refugió en la embajada húngara cuando le quitaron el pasaporte

Los abogados de Jair Bolsonaro afirmaron este lunes que el expresidente brasileño pasó “dos días hospedado” en la Embajada de Hungría en Brasilia, en calidad de invitado y para hablar de política con autoridades de ese país, y subrayaron que cualquier otra interpretación, como pedir asilo, es “ficción”. La defensa del exmandatario respondió así a un reportaje del diario The New York Times, el cual reveló que el ultraderechista pasó dos noches en la legación húngara, cuatro días después de que la Policía Federal lanzara una operación contra él y su círculo más próximo por intentar un golpe de Estado contra Luiz Inácio Lula da Silva.

“Cualquier otra interpretación que vaya más allá de la información aquí facilitada constituye una evidente obra de ficción, ajena a la realidad de los hechos y es, en la práctica, una noticia falsa más”, afirmaron los abogados. En el marco de ese operativo policial, realizado el pasado 8 de febrero, la Corte Suprema detuvo a varias personas de la máxima confianza de Bolsonaro, a quien impuso una serie de medidas cautelares. Entre ellas, le confiscaron el pasaporte, le impidieron salir del país y le prohibieron mantener contacto con otros investigados dentro del proceso sobre la trama que intentó anular las elecciones presidenciales de 2022 ganadas por Lula da Silva.

Las imágenes de las cámaras de seguridad obtenidas por The New York Times muestran a Bolsonaro en las dependencias diplomáticas húngaras en compañía de dos escoltas, del embajador húngaro y de diplomáticos del país europeo. Según el periódico, el exmilitar llegó la noche del 12 de febrero y se marchó la tarde del día 14, de acuerdo a las cuatro cámaras estudiadas, además de imágenes satelitales que muestran el auto de Bolsonaro estacionado en el garaje. De haber recibido asilo, las autoridades judiciales de Brasil no hubiesen podido aprehenderlo.

Un extraño “hospedaje”

La defensa de Bolsonaro, capitán retirado del Ejército, sostiene que pasó dos días “hospedado” para “mantener contactos con las autoridades” de un país que calificó de “amigo”. Según The New York Times, “el expresidente mantiene una buena relación con el primer ministro húngaro Viktor Orbán, con quien se reunió recientemente en la toma de posesión de Javier Milei en Buenos Aires”. En esa ocasión Orbán llamó “héroe” al brasileño. Días antes de que Bolsonaro se escondiese en la embajada, Orbán lo tildó de “patriota honesto”.

Bolsonaro es investigado en la causa por golpismo y su futuro judicial se ha complicado después de los reveladores testimonios a la Policía de Marco Antonio Freire Gomes y Carlos Baptista Júnior, excomandantes del Ejército y la Aeronáutica. Ambos declararon que se reunieron varias veces con Bolsonaro y sus asesores, y que estos los invitaron a apoyar su plan para dar un golpe que incluía intervenir el Tribunal Superior Electoral, decretar un estado de sitio y detener jueces y al jefe del Congreso. 

About the Author

You may also like these