Italia: alarma para la ultraderecha | Revés electoral y manifestaciones propalestinas

Desde Roma

El resultado de las elecciones en la isla de Cerdeña, en las que ganó una representante de la centro izquierda, y los recientes bastonazos de la policía contra jóvenes en las manifestaciones pro-Palestina de Florencia y Pisa, son una luz de alarma para el gobierno de la derechista Giorgia Meloni.

En las elecciones de Cerdeña, realizadas el 25 de febrero, se votó por el presidente de la región (equivalente al gobernador de las provincias argentinas) y fue elegida la ex viceministra de Desarrollo Económico durante el gobierno de Mario Draghi (2021-2022), Alessandra Todde, miembro del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y actual diputada nacional. Su elección es “la respuesta de los sardos a los bastonazos” de Florencia y Pisa, comentó la nueva presidenta.

Los resultados obtenidos hasta ahora hablan de una diferencia muy pequeña entre ambos, el 45,4% de los votos a favor de Todde y el 45% a favor del candidato de Fratelli d’Italia (FDI, el partido de Meloni), Paolo Truzzu. Habría poco menos de 3.000 votos de diferencia entre ambos. Pero al parecer en algunas secciones que se demoraron muchísimo en entregar los resultados y se deberá hacer un recuento de los votos.

La nueva presidenta de la Región de Cerdeña es además la primera mujer que ocupará ese cargo en la historia de la isla. Su partido se alió al Partido Democrático (centroizquieda) para esta campaña y para felicitarla, la secretaria del PD, Elly Schlein, voló a Cerdeña junto al líder del M5S y ex primer ministro de Italia, Giuseppe Conte. “El viento está cambiando” comentó Schlein en alusión al resultado electoral después de cinco años de gobierno de la centroderecha en Cerdeña. “Seré la primera presidenta mujer de la Región. Se abre una página histórica para Cerdeña. Me siento feliz y orgullosa”, dijo Todde.

La alianza M5S y Pd, que existía hace algunos años a nivel nacional, se fue desmoronando con el tiempo. Pero los resultados de estas elecciones han puesto en evidencia que la alianza es útil para combatir a la derecha. “Cerdeña indica que el camino iniciado en 2019 (de alianza entre los partidos de centroizquierda, ndr) era el camino justo. Y ahora ese camino va recorrido con convicción y generosidad”, comentó el ex secretario del PD, Dario Franceschini.

Para el respetado político PD y presidente de la Región Emilia- Romania, Stefano Bonaccini, las elecciones en Cerdeña “son la primera grieta que se abre en la derecha. Estas elecciones han demostrado que la derecha puede ser derrotada, tanto en las próximas elecciones en la Región Abruzzo como en las elecciones políticas nacionales. Pero para eso hay que dejar de lados los egoísmos y buscar un programa alternativo para el país. Debemos prepararnos”, declaró en el programa televisivo “Stars” de Sky Tg24.

Las manifestaciones

En las manifestaciones que se hicieron el viernes 23 de febrero en Florencia y Pisa a favor de Palestina, la mayor parte de los participantes eran jóvenes, muchos de ellos estudiantes universitarios y secundarios pero también sindicalistas y gente común contrarios a las matanzas en Palestina.

En algunos videos difundidos por los jóvenes se ve a los policías, con casco y palos, que le dan duro a los manifestantes. Los hospitales locales de Florencia registraron unos 18 heridos, de los cuales 10 menores de edad. Entre ellos también una chica de 21 años a la que le rompieron la nariz y le provocaron además una herida bajo un ojo.

Los manifestantes de Florencia, unos 500 jóvenes, habían partido de la plaza de la Santisima Annunziara para llegar, atravesando el centro, al consulado estadounidense. Cuando los chicos se acercaron al consulado empezaron los bastonazos.

En Pisa (al noroeste de Florencia, ciudad donde hay universidades muy prestigiosas) los manifestantes fueron frenados mientras intentaban llegar a la zona de la Universidad que había sido bloqueada, y ahí empezaron los bastonazos. Los jóvenes querían expresar su desacuerdo con la posición del gobierno de Meloni -que sigue apoyando a Israel- respecto al “genocidio que se está haciendo en Palestina” y pedían “bloquear todo acuerdo con Israel y con las empresas israelíes que producen armas usadas en Palestina”, explicaron algunos estudiantes.

En torno a las 19 horas locales, se hizo otra manifestación en Pisa, esta vez integrada por estudiantes, profesores, gente común a favor de Palestina y padres. Pero esta vez no hubo represión policial. También se hicieron marcha de protesta contra la represión y por Palestina en otras ciudades del país como Roma, Catania (Sicilia), Bolonia, entre otras.

Hechos de represión como éstos no se veían en Italia desde hace algunas décadas. Por lo cual tanto profesores universitarios y secundarios como políticos hicieron duras críticas al gobierno manifestando su desacuerdo con la agresiva actitud de la policía.

“Basta con los bastonazos contra los estudiantes. Las imágenes de Pisa son inaceptables”, dijo Schlein que con otros diputados presentó una interrogación parlamentaria para que el ministro del Interior, Matteo Piantedosi, diera explicaciones de lo sucedido. Para Conte, los episodios de Florencia y Pisa son “imágenes preocupantes, no dignas de nuestro país”.

El presidente de Italia Sergio Mattarella manifestó también su profundo desacuerdo con lo sucedido. “La libertad de manifestar públicamente opiniones, debe ser respetada”, dijo el mandatario, destacando además que el uso de bastonazos contra los jóvenes “es la expresión de un gran fracaso” respecto a ellos.

Las reacciones de la derecha

“Lo de Cerdeña ha sido solo un incidente. En las próximas elecciones en Abruzzo ganaré yo”, declaró a la prensa el actual presidente de la Región de Abruzzo, Marco Marsiglio, de la derechista Fratelli d’Italia -el partido de la primera ministra Meloni-, que se presentará como candidato nuevamente en las elecciones del 10 de marzo.

Al parecer, el resultado de las elecciones en Cerdeña ha desencadenado además una polémica interna en el gobierno, entre Fratelli d’Italia y la Liga de Matteo Salvini, que había propuesto re presentar al actual presidente de la región, Christian Solinas, aliado de la Liga. Mientras Meloni insistió por la candidatura de Truzzu.

Después de conocidos los resultados en Cerdeña, la primera ministra y los líderes de los otros dos partidos del gobierno, Salvini de la Liga y Antonio Tajani de Forza Italia, firmaron una declaración conjunta admitiendo que si cometieron algún error, eso deberá servir para que no se repita nunca más en las próximas jornadas electorales del país.

Y respecto a la represión en las manifestaciones pro Palestina, el vicepresidente del Consejo de Ministros, Salvini, no quiso comentar la frase del presidente Mattarella pero aclaró que “quien ataca a la policía es un delincuente”. Y que el gobierno “está del lado de la policía y los carabineros”, lo que dio una imagen bastante clara de la posición del gobierno. 

No lejos de ese concepto fue el comentario que hizo ayer la primera ministra Meloni.  “Es muy peligroso quitar el apoyo de las instituciones a quienes cada día arriesgan su incolumidad para defender la nuestra. Es un juego que puede hacerse muy peligroso”, dijo a la televisión Tg2. El comentario de Meloni surgió en ocasión de la sustitución de una dirigente de la policía de Florencia que fue pasada a otras funciones, aunque oficialmente se dijo que nada tenía que ver con lo que había pasado en las manifestaciones. El ministro Piantedosi y los servicios especiales de la Policía, Digos, están investigando sobre lo sucedido en Pisa y Florencia y deberían informar al Parlamento.

About the Author

You may also like these