Israel ratificó que atacará Rafah por tierra | Bombardeos israelíes mataron a 28 palestinos en esta ciudad sureña y se avecina otra masacre

Los bombardeos mataron a 28 palestinos en Rafah, luego de que Israel desoyera advertencias de Estados Unidos, la ONU y la Unión Europea (UE) y ratificara sus planes de atacar por tierra esta ciudad del extremo sur de la Franja de Gaza, desbordada por un millón de desplazados. Hamas advirtió que una operación militar terrestre en Rafah podría poner fin a las negociaciones internacionales en curso que buscan un alto el fuego en Gaza a cambio de la liberación de los rehenes que el grupo islamista mantiene en la región.

“La victoria está al alcance”

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró este domingo que Israel está decidido a realizar una ofensiva terrestre a Rafah. “Quienes dicen que bajo ninguna circunstancia debemos entrar a Rafah, básicamente están diciendo que perdamos la guerra” ante Hamas, declaró Netanyahu en un momento en que las tropas israelíes siguen combatiendo en la zona de Jan Yunis y se teme que avancen por tierra hasta Rafah, donde hasta ahora se refugia gran parte de la población de toda Gaza.

“La victoria está al alcance. Vamos a hacerlo. Vamos a terminar con los batallones terroristas de Hamas que quedan y con Rafah, que es el último bastión“, dijo Netanyahu en una entrevista difundida por la cadena estadounidense ABC. “Vamos a hacerlo mientras damos paso seguro a la población civil, así pueden irse. Estamos trabajando en un plan detallado para hacerlo”, explicó el primer ministro israelí.

Las advertencias ante la operación se hacen sentir desde la ONU, que alertó de una posible masacre de civiles y violaciones de la ley internacional en caso de llevarse adelante. EE.UU. también expresó su preocupación y Joe Biden habló sobre el tema con Netanyahu en una llamada de 45 minutos en la que le aseguró que una operación en Rafah no debería hacerse sin un plan “creíble y ejecutable”. 

La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield,declaró que un ataque terrestre en Rafah “no puede seguir adelante y solo terminaría por agravar dramáticamente la emergencia humanitaria que estamos intentando aliviar”. El responsable de política exterior de la Unión Europea, Josep Borell, aseguró que una ofensiva allí “provocaría una catástrofe humanitaria indescriptible”.

Francia reiteró su llamamiento al “cese de los combates” y advirtió contra “una situación humanitaria catastrófica de una dimensión nueva e injustificable”. Arabia Saudita pidió el sábado una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y el presidente iraní, Ebrahim Raisi, reclamó la exclusión de Israel de la ONU, alegando que la ofensiva israelí en Gaza era un “crimen contra la humanidad”. En Rabat miles de marroquíes se manifestaron el domingo en apoyo al pueblo palestino.

Egipto en alerta

El primer ministro israelí ordenó hace dos días al Ejército que proponga un posible plan de evacuación para los civiles de Rafah, atrapados en el extremo sur de Gaza y sin salida. Egipto pidió este domingo que se unan “todos los esfuerzos internacionales y regionales” para evitar una ofensiva. Este ataque afectaría mucho a Egipto ya que tiene una frontera de 14 kilómetros de largo con Gaza que limita en Rafah, llamada “Línea Filadelfia”.

Un fuerte ataque de Israel sobre Rafah, el único punto de Gaza que no tomó por tierra, podría causar más tensión e inestabilidad en la península egipcia del Sinaí. El Cairo teme un éxodo masivo de civiles palestinos hacia su territorio, algo que por ahora no pasó porque solo está permitiendo su paso a cuentagotas.

Egipto apeló a “las potencias internacionales influyentes” a “intensificar la presión sobre Israel” para que responda a las iniciativas de tregua. También reforzó militarmente la frontera con Gaza y está construyendo una valla en las inmediaciones del cruce fronterizo.

Este país árabe fue el primero en firmar la paz con Israel en 1979 y es mediador clave para lograr un alto el fuego en Gaza, opción a la que el gobierno israelí por ahora no quiere acceder. Netanyahu insta a mantener la presión militar a Hamas, pese a las demandas de las familias de 132 israelíes rehenes en Gaza.

Según el canal Al Aqsa que citó a un alto cargo de Hamas, el movimiento palestino alertó que un ataque terrestre a Rafah “hará estallar” las negociaciones para la liberación de los cautivos israelíes a cambio de una tregua. El dirigente de Hamas acusó a Netanyahu de querer “ahorrarse el precio de este intercambio” a través de la continuación en Rafah “del exterminio en masa y la catástrofe humanitaria”.

Ataques israelíes en Rafah y Jan Yunis

En Rafah al menos 28 civiles palestinos murieron por tres ataques aéreos contra viviendas residenciales. Como es usual, se informó que en cada ataque murieron varios miembros de tres familias, entre ellos un total de 10 niños, el menor de los cuales tenía tres meses de edad según la cadena Al Jazeera. 

Aviones de combate israelíes lanzaron una serie de ataques en varias zonas de la ciudad de Jan Yunis, que es la más grande del sur de Gaza y está situada unos pocos kilómetros al norte de Rafah. Fuentes locales recogidas por la agencia de noticias Wafa dijeron que varias personas, incluidos una mujer y un niño, murieron como consecuencia de un bombardeo a una casa familiar en Deir al Balah, en el centro de Gaza. 

La Media Luna Roja Palestina (MLRP) denunció este domingo que el Hospital Al Amal, en la ciudad de Jan Yunis, perdió la última ambulancia que quedaba operativa en el centro médico. “La ocupación atacó la puerta principal del Hospital Al Amal, lo que causó daños al edificio y dejó fuera de servicio uno de los vehículos de la Media Luna Roja Palestina. Este vehículo era la única opción disponible después de que la ocupación dejara inutilizables todos los demás vehículos”, escribió la Media Luna en un comunicado en la red social X.

Sigue la polémica con Naciones Unidas

En la ciudad de Gaza, en el norte, un fotógrafo de la agencia AFP que se desplazó con tropas israelíes filmó en el interior de un túnel bajo el recinto de la agencia de la ONU para refugiados palestinos (Unrwa). El ejército y el servicio de seguridad interior israelíes aseguraron que el pasaje subterráneo era “un importante activo para la inteligencia militar de Hamas”.

El ministro israelí de Relaciones Exteriores, Israel Katz, pidió la renuncia del jefe de la agencia, Philippe Lazzarini, quien aseguró que la Unrwa no opera en su sede desde el 12 de octubre, cuando el personal fue evacuado por orden de las fuerzas israelíes, y pidió una investigación independiente. 

La Unrwa está bajo presión desde que Israel acusó a 12 de sus empleados en la Franja de Gaza de haber estado involucrados en los ataques del 7 de octubre. Hamas niega que sus combatientes hayan cavado una red de túneles debajo de escuelas, hospitales y otras infraestructuras civiles para encubrir sus actividades.

About the Author

You may also like these