Israel puso paños fríos a una posible tregua | No acepta como moneda de cambio por los rehenes, el fin de la guerra en Gaza

Las negociaciones para una posible liberación de rehenes se embarraron después de que Israel asegurara este lunes que no va a aceptar como moneda de cambio el fin de la guerra en Gaza. El Ejército israelí fortaleció su ofensiva en el norte de la Franja, donde ya había tomado el control casi total, mientras sostiene combates fuertes en el centro y sur del enclave contra milicianos del grupo Hamas.

“El camino es largo”

Los informes sobre el acuerdo de tregua son incorrectos e incluyen condiciones que no son aceptables para Israel”, alertó el gobierno israelí en un comunicado en el que reiteró la “victoria total” como su objetivo final. “El camino hacia un acuerdo todavía es largo”, aseguró un oficial israelí, quien insistió en que “se está y se seguirá haciendo todo lo posible para la liberación de los rehenes”, quienes ya llevan en manos de Hamas un total de 115 días de guerra.

Los jefes de los servicios de inteligencia nacionales –la Mossad y el Shin Bet– se reunieron el domingo en París con mediadores de Qatar, Egipto y EE.UU. y advirtieron a sus interlocutores que Israel no iba a aceptar como una condición el fin del conflicto, según informó el diario conservador de mayor circulación, el Israel Hayom.

En otros aspectos Israel estaría dispuesto a ser más flexible, según el mismo diario, como en relación a la duración del alto al fuego, el número de presos palestinos a intercambiar por rehenes o el acceso a ayuda humanitaria a la Franja. Hamas, por el contrario, pide un alto definitivo a la agresión israelí y un repliegue de sus tropas fuera del enclave palestino, antes de devolver a los más de 100 cautivos que retiene desde el violento ataque del 7 de octubre.

La mediación de Qatar

El primer ministro de Qatar anunció este lunes, luego de reunirse con funcionarios estadounidenses, egipcios e israelíes, que le transmitirá a Hamas un marco para lograr el fin de los combates en Gaza y la liberación de los rehenes israelíes. El jeque Mohamed bin Abdulrahman Al Thani declaró que esta semana se habían logrado “avances significativos” y que las partes “esperaban transmitir esta propuesta a Hamas y conseguir que se comprometa de forma positiva y constructiva con el proceso”.

Qatar, junto con Egipto y Estados Unidos, lideran los esfuerzos de mediación desde que estalló la guerra entre Israel y Hamas. El primer ministro qatarí confirmó que las reuniones con el jefe de la CIA, Bill Burns, y altos funcionarios de seguridad israelíes y egipcios, habían desembocado en un marco para una tregua escalonada en la que primero se liberaría a las mujeres y los niños rehenes, y también entraría ayuda en la asediada Franja de Gaza.

El jeque agregó que Hamas había hecho “una clara demanda” de un “alto el fuego permanente antes de las negociaciones”, y que la propuesta actual “podría conducir a un alto el fuego permanente en el futuro”. Israel y Hamas alcanzaron un único acuerdo de tregua por una semana, entre el 24 y el 30 de noviembre, que frenó los combates y permitió el canje de 105 rehenes, incluidos extranjeros, por la excarcelación de 240 presos palestinos.

Cohetes sobre Tel Aviv

Lejos de un apaciguamiento de los combates, varios enfrentamientos se produjeron este lunes a lo largo de la Franja de Gaza, incluído uno en las afueras del barrio de Al Shati, en el norte del enclave. Según el Ejército israelí fueron “asaltadas cientas de infraestructuras terroristas”, entre ellas la oficina del líder de Hamas, Yahya Sinwar, además de un edificio de inteligencia militar y una fábrica de producción de cohetes. 

Hospitales como el de Nasser y Al Amal, en Jan Yunis, llevan ocho días bajo asedio. “Israel está desafiando descaradamente el fallo y las órdenes provisionales de la Corte Internacional de Justicia mientras continúa con sus actos e incitación genocidas”, denunció en un comunicado el ministerio de Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que gobierna partes del territorio ocupado de Cisjordania.

En las últimas 24 horas al menos 215 gazatíes murieron y 300 resultaron heridos por los bombardeos israelíes según los últimos datos del ministerio de Salud del enclave, lo que aumentó el número de víctimas a 26.637 y a 65.387 los heridos.

Una serie de cohetes lanzados desde la Franja de Gaza activaron las sirenas en Tel Aviv y en el centro de Israel, después de más de un mes sin registrarse episodios similares. Hamas reivindicó los lanzamientos en represalia por las “masacres contra civiles” en Gaza, según recoge la televisión qatarí Al Jazeera. Los cohetes provocaron la respuesta del sistema antiaéreo israelí denominado Cúpula de Hierro, cuyos proyectiles interceptaron a varios.

About the Author

You may also like these