Familiares de secuestrados por Hamas protestaron frente a la casa de Netanyahu

Manifestacin frente a la vivienda del primer ministro israel Benjamn Netanyahu
Manifestación frente a la vivienda del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Familiares de rehenes israelíes en manos del movimiento islamista Hamas y otras milicias palestinas, protestaron este sábado frente a la casa del primer ministro, Benjamin Netanyahu, en la ciudad de Cesarea para exigirle que pacte inmediatamente un acuerdo para el retorno de sus seres queridos después de más de 100 días de secuestro, una demanda que surgió también en manifestaciones en Tel Aviv.

“Levantate del sofá y vení a apoyarnos a Cesarea, a la casa del primer ministro. Apoyanos. Las familias de los secuestrados son tu familia”, dijo Shelly Shem-Tov -cuyo hijo Omer, de 21 años, está entre los secuestrados en Gaza– al pedir el apoyo de la población.

Tras remarcar que “esto no es político”, señaló que es necesario contar con apoyo para “dar a Netanyahu y al gabinete el mandato de traer a casa a nuestros seres queridos”.

Lo dijo después de que el grupo de familiares acamparan durante la noche frente a la casa del primer ministro, según recogió el diario Times of Israel.

“Los días de gracia en los que arrastrabas los pies se han acabado”, expresó a su vez el Foro de las Familias de los Rehenes en un comunicado publicado durante la acampada y recogido por la agencia de noticias Europa Press.

“Hemos estado suplicando desde hace 105 días. Ahora es el momento de exigirlo: hay que detener las ejecuciones de los rehenes, hay que demostrar liderazgo y hace falta una decisión valiente para avanzar en un plan que sabemos que está sobre la mesa”, agrega la nota.

Las familias exigen en particular la celebración de una conferencia internacional entre Israel y tres de sus principales aliados y mediadores con Hamas, como son Estados Unidos, Qatar y Egipto, “para alcanzar un entendimiento sobre la forma de que los rehenes regresen a casa”.

En tanto, miles de personas reclamaron en el centro de Tel Aviv la liberación de los rehenes y la convocatoria de elecciones anticipadas para intentar sacar del poder a Netanyahu.

Los manifestantes se concentraron en la plaza Habima, muchos de ellos con pancartas que mostraban a Netanyahu como “el rostro del mal” y exigían “elecciones ya”.

“Tal como están las cosas, todos los rehenes acabarán muriendo. Ya es hora de liberarlos”, dijo el sábado Avi Lulu Shamriz, padre de uno de los rehenes que perdieron la vida en cautiverio.

El ataque sin precedentes lanzado por Hamas contra Israel el 7 de octubre se saldó con unos 1.200 muertos y en torno a 240 secuestrados, entre ellos una veintena con nacionalidad argentina. Alrededor de un centenar fueron liberados durante una tregua en noviembre.

Los servicios de Inteligencia de Israel estiman que todavía siguen retenidos en Gaza unos 130 rehenes, si bien teme que una veintena hayan muerto.

El portavoz del ejército israelí, Daniel Hagari, afirmó que sus tropas habían encontrado un túnel en Khan Yunis, en el sur de Gaza, con “pruebas que indicaban la presencia de rehenes” en su interior, como dibujos realizados por una niña de cinco años.

“Una veintena de rehenes” fueron encerrados ahí en distintos momentos y “en condiciones difíciles, sin luz del día (…), poco oxígeno y una humedad espantosa”, dijo, según la agencia de noticias AFP.

Marcha por las calles de Haifa


Por otro lado, unas 1.000 personas marcharon por las calles de la ciudad de Haifa contra la guerra en la Franja de Gaza, en la primera manifestación autorizada en esa localidad, ubicada sobre el mar Mediterráneo, desde el inicio del conflicto.

Cerca de 40 organizaciones participaron en la protesta, aprovechando el permiso otorgado por las autoridades israelíes gracias a una concesión del Alto Tribunal de Justicia.

La corte admitió la petición de los organizadores para revocar la prohibición dictada por la Policía israelí.

Durante la marcha, los participantes desplegaron banderas antifascistas o la del antiguo Partido Comunista de Israel, así como banderas arcoiris y palestinas para protestar contra el “genocidio que está cometiendo Israel” en Gaza.

La marcha fue respondida con otra concentración, menos numerosa, de simpatizantes del Gobierno israelí, sin que se produjeran incidentes.

Netanyahu gobernó Israel de 1996 a 1999 y de 2009 a 2021. Volvió al poder en 2022, al frente de una coalición con partidos ultraortodoxos y de extrema derecha.

Ya antes del 7 de octubre enfrentaba manifestaciones masivas contra una reforma del poder judicial impulsada por su gobierno, considerada por sus detractores como una amenaza para la democracia.

About the Author

You may also like these