Conflicto Rusia Ucrania: “río de fuego” en Járkov | Al menos siete muertos por un ataque ruso con drones iraníes

Siete personas, entre ellas tres niños, murieron el sábado por un ataque con drones rusos que incendió una gasolinera en la ciudad de Járkov, en el noreste de Ucrania, y provocó un “río de fuego” y la destrucción de una quincena de viviendas.

Drones iraníes

Según las autoridades locales, el ataque se produjo con drones de fabricación iraní Shahed. El incendio generado tras el impacto se propagó rápidamente y obligó a evacuar a unas cincuenta personas.

Según el gobernador de la región de Járkov, Oleg Sinegubov, siete personas fallecieron en el ataque, entre ellos tres niños: uno de siete años, uno de cuatro y un bebé de unos seis meses. Cuatro personas, incluido un niño, fueron rescatadas del fuego y una quincena de viviendas quedó destruida.

“Había una familia en una de las casas. Cinco personas. Dos padres y tres de sus hijos. Murieron todos, quemados vivos. En otro edificio había un hombre que no podía caminar. Su mujer se ocupaba de él. Igualmente, fallecieron, quemados vivos”, declaró Sergui Bolvinov, un responsable policial de Járkov.

Oleksandre Lagutin logró huir del incendio. “Hubo un estruendo, todo empezó a arder, y en cinco minutos teníamos un río de fuego”, cuenta. “Mi suegra llamó, dijo que todo estaba ardiendo […] después volvió a llamar y comenzó a gritar que las llamas se estaban propagando por la casa. Escuchamos los últimos gritos y eso es todo, no volvió a dar señales de vida”, relató a la AFP Natalia, familiar de la pareja fallecida.

Según el responsable policial, había unas 3.800 toneladas de carburante almacenadas en la gasolinera.

“Masa infernal fundida ” 

“Toda la calle se transformó en una masa infernal fundida. El carburante se mezcló con la nieve y al comenzar a arder, las casas situadas a lo largo de la vía empezaron a arder”, explicó Bolvinov.

“Nuestro enojo es absoluto. Este pueblo pagará por todo”, se indignó en un mensaje en Telegram el jefe de la administración presidencial Andrii Yermak.

Járkov y el pueblo de Veliki Burluk, más al este, han sido blancos frecuentes de ataques desde que empezó la ofensiva rusa en Ucrania, a finales de febrero de 2022. El gobernador de la región de Járkov declaró con anterioridad que hubo zonas civiles impactadas en las dos localidades, incluido un café en Veliki Burluk.

En otros frentes

En otras zonas de Ucrania, dos personas murieron y otras dos resultaron heridas en un bombardeo ruso en la ciudad de Veletinske, en la región meridional de Jersón, indicó la administración regional.

El gran puerto de Odesa, en el mar Negro, fue igualmente blanco de ataques con drones rusos, que dejaron cuatro heridos, según el gobernador Oleg Kiper. Y en Izmail, a orillas del Danubio, los ataques destruyeron instalaciones industriales, añadió.

En total, 23 de los 31 drones explosivos lanzados por Rusia en las regiones de Járkov y Odesa fueron derribados en pleno vuelo, afirmó el ejército del aire.

Más armas para Ucrania

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió el sábado a las potencias europeas aumentar su producción de armas para incrementar las entregas que necesita Kiev.

Menos de una semana antes de la reunión de ministros de Defensa de la OTAN en Bruselas, el 15 y el 16 de febrero, insistió en la necesidad de “reconstruir y desarrollar más rápido la base industrial” europea de defensa. Ucrania reiteró varias veces que necesitaba más sistemas de defensa antiaéreo para hacer frente a los bombardeos del ejército ruso. 

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, indicó el sábado que habló con su homólogo francés, Emmanuel Macron, de la situación en el frente y las “necesidades de Ucrania”.

“Hemos hablado de la situación en el campo de batalla y de las necesidades de Ucrania en materia de defensa, que comprenden drones, artillería y municiones, de la guerra electrónica y de los sistemas de defensa aérea”, escribió Zelenski en la red social X.

Cambios en la cúpula militar

Zelenski prosigue con los cambios en la cúpula militar tras la destitución del jefe de las Fuerzas Armadas, Valeri Zaluzhni, al anunciar el nombramiento de un nuevo responsable del Estado Mayor General.

En su discurso nocturno a la población, Zelenski nombró al mayor general Anatolí Bargiliévich jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas en sustitución del teniente general Serguí Shaptala.

El nombramiento de este importante cargo -junto al de sus adjuntos- se produjo a sugerencia del nuevo comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Oleksandr Sirski, quien sustituye a Zaluzhni tras el cese de éste el jueves. “Es un apersona experimentada y comprende las tareas de esta guerra y los objetivos de Ucrania”, señaló Zelenski sobre Bargiliévich.

Bargiliévich, de 54 años, ocupó desde octubre de 2023 el cargo de comandante de las Fuerzas de Defensa Territorial de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Un misil de EE.UU. derribó al avión ruso

Mientras tanto fuentes del gobierno de Joe Biden confirmaron al diario The New York Times que un misil Patriot de fabricación estadounidense habría derribado al avión de carga ruso II-76 en la región rusa de Belogrod el 24 de enero, tal como había informado elpremier ruso Vladimir Putin la semana pasada. Según fuentes rusas el avión transportaba 65 prisioneros de guerra ucranianos

Según la publicación estadounidense funcionarios del gobierno de Joe Biden no hablan públicamente del derribo, pero en privado admitieron que lo causó un misil Patriot. Según fuentes de inteligencia ucraniana el avión llevaba a bordo un cargamento de misiles S-300. 

 

About the Author

You may also like these