Brasil: ¿Bolsonaro buscará refugio en la misión diplomática argentina? | No descartan otro intento de fuga del expresidente

Desde Brasilia

Después de intentar asilarse en la embajada de Hungría, ¿Bolsonaro buscará refugio en la misión diplomática argentina para eludir una eventual orden de prisión?.

Las sospechas sobre un nuevo plan de fuga del capitán retirado, a quien la justicia le sigue los pasos tras haber ideado un golpe de Estado contra el presidente Luiz Inácio Lula da Silva en enero del año pasado, sobrevuelan el Supremo Tribunal Federal y el Partido de los Trabajadores (PT).

El diputado Rogério Correia, quien fuera la voz cantante del PT en la Comisión Parlamentaria de Investigaciones sobre el golpe fallido, aseguró este viernes que las autoridades tienen la “vista puesta” sobre los movimientos en algunas embajadas, porque no se descarta otro intento de escape bolsonarista para para burlar una eventual orden de prisión.

Según el diario O Globo algunas misiones diplomáticas estarían siendo observadas por la Policía Federal con atención redoblada así como quienes las frecuentan.

La lista de gobiernos abiertamente bolsonaristas, con embajadas en Brasilia, no es muy extensa. Y en ella se destacan los de Hungría, Argentina e Israel.

Estados Unidos podría sumarse a ese grupo de gobiernos recién en enero de 2025, si el republicano Donald Trump, de quien Bolsonaro es un declarado émulo, venciera las elecciones de noviembre de este año.

Procuración General de la República

El próximo miércoles, si no antes, la Procuración General de la República publicará un parecer, en respuesta a un pedido del Supremo Tribunal Federal , sobre el aparente intento de refugio de Bolsonaro en la embajada húngara ocurrido en febrero.

El diario estadounidense The New York Times reveló imágenes de las cámaras de seguridad en las que el militar retirado ingresa al predio el 12 de febrero a la noche y lo abandona el 14 a la tarde, en un vehículo negro cuyos desplazamientos fueron captados desde un satélite .

Argumento inconsistente

El argumento presentado la semana pasada por la defensa del expresidente ante el Supremo para justificar su estancia en territorio húngaro – eso son según las convenciones internacionales todas las embajadas- , es bastante inconsistente.

Los abogados expresaron en el escrito que el hospedaje con cama adentro de su cliente en pleno Carnaval fue para conversar sobre temas de política internacional.

Alianza extremista

Todo indica que la acogida dada a Bolsonaro ocurrió con el acuerdo del primer ministro Viktor Orbán, una figura destacada del movimiento extremista global junto con Donald Trump, el presidente argentino Javier Milei y el diputado español Santiago Abascal, del partido Vox, entre otros.

Personajes con los cuales Bolsonaro y su hijo, el diputado y enlace con la internacional super conservadora  Eduardo Bolsonaro. entablaron una relación bastante fluida.

Bolsonaro y Orbán en Argentina

El artículo del Times sostiene que Bolsonaro se hospedó en la sede diplomática, donde tuvo como anfitrión al embajador Miklos Halmai, temiendo ser arrestado debido al avance de las investigaciones sobre su responsabilidad en el intento de derrocar a Lula .

El ocho de febrero, seis días antes de entrar a la embajada, el Supremo Tribunal Federal le había ordenado entregar su pasaporte y prohibido abandonar el país.

La determinación de la máxima Corte ocurrió luego de que la Policía Federal realizara dos operativos, en los que fueron allanadas la residencia de fin de semana del expresidente en el interior de Río de Janeiro y la vivienda de otro de sus hijos, el concejal carioca Carlos.

El diario hizo, además, un repaso del vínculo entre Bolsonaro y su camarada Orbán.

Se encontraron por primera vez en Brasilia en enero de 2019 y volvieron a reunirse en Budapest, en febrero de 2022, y Buenos Aires, en diciembre del año pasado, durante la toma de posesión de Milei.

Alerta en Buenos Aires

Una de las primeras alertas consistentes sobre un intento de escape se encendió cuando el exgobernante y su hijo Eduardo, a quien Javier Milei llama “amigo” y lo abraza como tal, viajaron junto a una desmesurada comitiva de gobernadores y legisladores derechistas a Buenos Aires.

Según publicaron los diarios Folha de San Pablo y O Globo, el juez del Supremo Tribunal, Alexandre de Moraes, a cargo del proceso sobre el golpe, temió que el capitán reciba asilo de su correligionario y líder de La Libertad Avanza.

Milei junto con el premier israelí, Benjamin Netanyahu, además de ser bolsonaristas de una sola pieza, se han manifestado de forma virulenta contra Lula.

El líder del partido Likud lo declaró “persona no grata” luego de que el petista denunciara el “genocidio” israelí en la Franja de Gaza y lo comparara con el Holocausto nazi. E invitó a su camarada Bolsonaro para que visite Tel Aviv en mayo, para manifestar en persona su respaldo a las masacres en el enclave palestino.

El argentino se refirió a Lula como comunista y corrupto, durante la campaña electoral de su país en 2023, y en febrero pasado respaldó un twit en el que se calificó como “dictadura” al gobierno brasileño. Lo hizo desde Washington donde se encontró con Trump y Eduardo Bolsonaro en una reunión de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC).

Un detalle: la acusación de dictadura lanzada por Milei coincidió con otra igual manifestada también en febrero y desde la capital estadounidense por Eduardo Bolsonaro.

En esa caracterización del “régimen totalitario” lulista se monta la tesis de que está en marcha una persecución por parte del juez Moraes contra Jair Bolsonaro en razón de un golpe que no existió y es fruto de una “narrativa” creada por la izquierda.

Antecedentes

El magistrado Moraes está advertido de que la afinidad entre bolsonaristas y mileístas excede el campo de la afinidad de ideas puestas de manifiesto en las veladas de la CPAC y podría abarcar la comisión de delitos.

Como antecedente de esa eventual asociación para violar la ley está el informe elaborado por la Policía Federal y aprobado por el juez en febrero, antes de autorizar los allanamientos en las viviendas de los Bolsonaro.

En ese documento el asesor de imagen mileísta, Fernando Cerimedo, es señalado como integrante del “Núcleo de Desinformación y Ataques al Sistema Electoral” montado para engañar a la opinión pública y alentar las sospechas de fraude en favor de Lula en los comicios de 2022.

Vale recordar que las operaciones del equipo donde trabajó el argentino Cerimedo, fueron eficaces. Miles de bolsonaristas enardecidos devastaron los palacios del Planalto, el Supremo y el Congreso en 2023 convencidos, por el ilegal aparato de desinformación bolsonarista, de que hubo un estafa electoral en favor del petisa.

El sospechoso Cerimedo – no está imputado por lo pronto -, hombre que goza de la confianza de Eduardo Bolsonaro, se habría reunido con éste durante el viaje de diciembre a Buenos Aires que tanta preocupación causó en el Supremo.

Tobillera o prisión

En el parecer que publicará esta semana la Procuración General de la República debe hacer algún tipo de recomendaciones al Supremo.

Si considera que Bolsonaro se escondió en la embajada húngara con la incontestable intención de evitar ir preso podría optar por la prisión, una opción que no parece probable, u ordenará que se le coloque una tobillera electrónica.

Otra posibilidad es que no vea ningún indicio de ilegalidad y le permita continuar en libertad sin ningún tipo de restricción.

Sea cual fuera la opción de la Procuración, desde el PT , el diputado Arlindo Chinaglia, propuso que Bolsonaro sea citado para dar explicaciones en el Congreso. Y su colega, el también pestista, Lindbergh Farias, presentó ante la Procuración un pedido para que el sospechoso sea detenido, porque de lo contrario seguirá buscando donde asilarse para tener “impunidad”.

About the Author

You may also like these