Al menos 25 personas murieron por desnutrición en Gaza | Mientras llega escasa ayuda humanitaria por aire, tierra y mar

La cifra de muertos por desnutrición y deshidratación en la Franja de Gaza subió a 25, la mayoría bebes, informó este sábado el Ministerio de Sanidad gazatí en un comunicado, mientras que se alejan las posibilidades de que Israel y Hamas alcancen una tregua antes de que comience el lunes el ramadán, el mes sagrado de los musulmanes.

Los dos últimos fallecidos son una joven de 20 años en el Hospital Kamal Adwan y una bebé de dos meses en el Complejo Médico al-Shifa, detalló el portavoz del Ministerio de Sanidad gazatí, Ashraf al-Qudra. La cifra de 25 muertes por hambre y sed representa sólo los casos que llegaron a los hospitales, por lo que la cifra real de muertos por estas causas puede ser mucho mayor. “El aumento de las muertes por desnutrición y deshidratación es muy preocupante y confirma que la hambruna en el norte de Gaza alcanzó niveles mortales”, advirtió al-Qudra.

Ayuda a cuentagotas

Para intentar paliar esta situación lo máximo posible, el Ejército de Estados Unidos lanzó desde el aire más de 41.400 raciones de comida sobre Gaza, en su quinta operación de este tipo para llevar ayuda humanitaria al territorio palestino. “Un avión militar de carga lanzó más de 41.400 raciones equivalentes de comida y 23.000 botellas de agua en el norte de Gaza, una región en gran necesidad”, declaró el Comando Central de Estados Unidos (Centcom) en un comunicado, aunque el número de personas que necesitan ayuda es mucho mayor de lo que se puede suplir sólo con esos lanzamientos aéreos.

La Oficina de Coordinación de las Actividades en los Territorios (COGAT), que es una unidad del Ministerio de Defensa israelí, anunció el envío de un convoy de 28 camiones con ayuda humanitaria hacia el norte de la Franja, en colaboración con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y con la Organización Mundial de la Salud (OMS). El cargamento incluye alimentos y también combustible destinado al Hospital al-Ahli y para las bombas de los pozos de la zona para poder suministrar agua a la población.

También se había planeado que un barco con ayuda humanitaria zarpara este sábado desde Chipre hacia la Franja de Gaza. Sin embargo, se retrasó a la espera de condiciones propicias para la navegación, indicó Óscar Camps, fundador de la ONG Open Arms de España, a el diario El País. “Tenemos luz verde desde el viernes. Saldremos cuando se considere todo ideal: meteorología, mar y seguridad. Aquí, durante el viaje y en el destino”, afirmó Camps.

Esta iniciativa tiene como objetivo abrir el nuevo corredor marítimo de ayuda humanitaria anunciado por Estados Unidos y la Unión Europea y cuenta con la autorización del Gobierno de Chipre, Israel y la
Autoridad Nacional Palestina (ANP), precisaron fuentes de la entidad a la agencia de noticias EFE. El barco transportará 200 toneladas de comida, incluyendo harina, arroz y latas de atún. Una vez en el enclave, la comida será distribuida por equipos terrestres de World Central Kitchen, otra ONG colaboradora en la misión. “El corredor humanitario nos permitir incrementar de inmediato nuestros esfuerzos y llegar a más familias del norte de Gaza”, subrayó esta entidad en un comunicado publicado en redes sociales.

Las negociaciones se dilatan

Mientras tanto, las autoridades israelíes dijeron en un comunicado que el jefe del Mosad, David Barnea, y el director de la CIA, Bill Burns, se reunieron el viernes para tratar de impulsar un acuerdo de tregua en Gaza y de intercambio de rehenes por presos palestinos.

Los países mediadores, Qatar, Egipto y Estados Unidos, llevan semanas trabajando para lograr un acuerdo antes del Ramadán, que comienza previsiblemente el lunes, pero las negociaciones se estancaron ante las exigencias incompatibles de Israel y Hamas. Este último exige un compromiso para el fin de las hostilidades y la retirada de las tropas israelíes, a lo que Israel se opone y solo acepta una tregua temporal y demanda una lista con los rehenes vivos.

“En esta etapa, Hamas está fortaleciendo su posición para entorpecer el acuerdo y busca incendiar el área durante el Ramadán a expensas de los residentes palestinos de la Franja de Gaza”, sostuvo en el comunicado la Oficina del Primer Ministro, Benjamín​ Netanyahu.

Sin embargo, la esperanza de una tregua no está del todo perdida. Las delegaciones de los países mediadores y el grupo islamista se reunirán de nuevo este domingo en El Cairo para intentar acelerar el acuerdo pese a las diferencias. “Se enfatizará que los contactos y la cooperación con los mediadores continuen todo el tiempo en un intento de reducir las brechas y promover acuerdos”, señaló la oficina. El borrador del pacto contempla una tregua de seis semanas y el intercambio de 40 rehenes por unos 400 presos palestinos.

El frente de batalla

Respecto a la situación en el frente de batalla, las tropas israelíes mantienen la intensidad de sus ataques en el área de Jan Yunis, en el sur de Gaza, y en el centro del enclave palestino, matando a decenas de supuestos terroristas. “Durante el último día, las tropas mataron a más de 20 terroristas en el área de Jan Yunis en enfrentamientos cuerpo a cuerpo y ataques aéreos”, indicó un comunicado castrense.

En el centro de la Franja, el Ejército aseguró haber matado a más de diez milicianos al identificar varias células que operaban en la zona; además de atacar varias posiciones militares y lanzaderas que fueron utilizadas para lanzar cohetes hacia la ciudad israelí de Sderot. “Las fuerzas terrestres guiaron los ataques de aviones de combate que apuntaron y destruyeron las amenazas”, detalló la nota. Según la fuente, la Fuerza Aérea israelí también mató a una célula de supuestos combatientes en Beit Hanoun, en el norte del enclave, el área donde se concentran las mayores necesidades humanitarias.

El Ejército israelí habría matado nuevamente a varias personas al abrir fuego contra una multitud de cientos de personas que aguardaban la llegada de camiones con ayuda humanitaria al este y al oeste de Ciudad de Gaza, según denunciaron médicos palestinos. “Acaban de llegar al hospital al-Shifa varios cadáveres que recibieron los disparos de aviones no tripulados de Israel cuando esperaban a la llegada de los camiones en las glorietas de Kuwait y Nabulsi”, apuntaron las fuentes médicas a la agencia oficial de noticias turca Anatolia.

La denuncia sobre este presunto ataque tiene lugar días después del incidente ocurrido el pasado 29 de febrero, en el que militares israelíes dispararon a otra multitud que aguardaba ayuda en el sur de Gaza. Al menos 118 personas murieron y 760 resultaron heridas. Israel reconoció que sus militares abrieron fuego contra lo que denominó “grupos de alborotadores” que amenazaban a los soldados y que la mayor parte de los muertos se debe a la estampida generada por la llegada de la ayuda.

Según el último balance del Ministerio de sanidad de Gaza, la cifra total de muertos subió a 30.960 –la mayoría mujeres y niños– y a 72.524 los heridos, en el marco de la campaña de bombardeos de Israel contra la Franja, en represalia por el ataque terrorista de Hamas el pasado 7 de octubre que mató a alrededor de 1.200 personas y tomó 240 rehenes.

“Durante las últimas 24 horas la ocupación israelí cometió ocho masacres contra familias en la Franja de Gaza, dejando 82 mártires y 122 heridos”, manifestó la cartera. “Varias víctimas siguen bajo los escombros y en las carreteras, y la ocupación impide que las ambulancias y los equipos de protección civil puedan llegar hasta ellas”, agregó.

About the Author

You may also like these